Cerrar publicidad

San Lorenzo, Santa Fe, Argentina. º

Martes, 3 de enero de 2017

Los porteños identificaron a una localidad de la región como “imposible de habitar” ¿Cuál es?

Una crónica publicada en el diario La Nación indica la carencia de servicios escenciales como cloacas, agua potable y gas. Ni siquiera tiene ambulancia, dice
  • Los porteños identificaron a una localidad de la región como "imposible de habitar" ¿Cuál es?
  • Los porteños identificaron a una localidad de la región como "imposible de habitar" ¿Cuál es?
El río, una característica de este lugar. Las canoas y el agua, la foto que eligió La Nación para ilustrar su crónica.

“Deudas en la salud, educación y falta de infraestructura necesaria para proveer servicios básicos son carencias que se repiten en numerosos puntos del país, donde la meta de vencer la pobreza estructural aún parece demasiado lejana. Para dar una respuesta a esta situación -o al menos los primeros pasos-, el Ministerio del Interior de la Nación mapeó los 100 puntos más vulnerables: localidades que no cuentan con las condiciones necesarias para vivir de manera digna”.

Así comienza la nota que el diario porteño La Nación publicó la semana pasada en su edición impresa y que también puede verse en su versión on line. Lleva la firma de la periodista María Paz Mariego, y dice: “Puerto Gaboto es una de ellas (localidades). En la provincia de Santa Fe, este pueblo pesquero de 2514 habitantes carece de servicios básicos como cloacas, desagües pluviales, agua potable o gas natural”.

“No tenemos red cloacal, así que en cada hogar se perfora un agujero de seis metros de profundidad adonde va a parar la materia fecal. La red eléctrica proviene de la localidad de Maciel, pero cada dos por tres nos quedamos sin luz”, explica Isaac Gilberto Requino, de 54 años, e identificado por el matutino como uno de los vecinos del lugar.

“Además cuenta que la falta de desagües pluviales y cordones cuneta se vuelve una pesadilla los días de lluvia, cuando el agua invade las calles y casas que se encuentran cercanas a los ríos Coronda y Carcarañá. Para los gabotenses el mayor desafío aparece a la hora de conseguir un trabajo: destacan que es una misión cada vez más difícil, y que el 50% de la población trabaja en otras localidades. Ése es el caso de Requino, que lo hace en una empresa en Rosario y viaja todos los días dos horas en colectivo”, expresa la crónica.

Julián Attorresi es presentado como otro habitante que llegó a Puerto Gaboto, el pueblo natal de su padre y abuelo, hace diez años para, aficionado por la radio, en 2014 crear una emisora que comenzó escuchándose sólo a través de Internet y hoy es la FM Vanguardia 101.7. “Quería que los gaboteros dejemos de ser oyentes para ser protagonistas, que contemos en primera persona qué es lo que nos pasa. Somos un pueblo costero donde muchas familias viven de la pesca y no hay ni suero para las picaduras de serpiente ni ambulancia”, asegura.

“En esta pequeña localidad santafecina, el sistema de salud también está en crisis. Enfermarse o tener un accidente un fin de semana o cualquier día por la noche es un problema: no hay un médico permanente que brinde atención fuera de las mañanas y tardes de lunes a viernes”, detalla la periodista para agregar más palabras de Attorresi: “Lo que antes era un hospital se convirtió en un Servicio para la Asistencia Médica de la Comunidad (Samco) que cuenta con un vacunatorio, no tiene médico estable y comparte una ambulancia con otras localidades”.

Las falencias siguen describiéndose a medida que se avanza la lectura, como la falta de acceso al agua potable. “Para obtener agua se hace una perforación y se extrae de las napas que están contaminadas por las letrinas y otras sustancias tóxicas”, asegura.

“La deuda educativa también es grande. Hay 200 personas del pueblo que no saben leer ni escribir, lo que implica que el 7% de su población es analfabeta, mientras que la tasa promedio del país es del 2%. Apuntan que la deserción en la escuela primara es baja (ya que al menos allí los chicos reciben una comida diaria), pero distinta es la realidad a la hora de empezar el secundario: la única posibilidad es una institución semi privada”, se agrega.

Por última, se hace una comparación de tantas deudas sociales y de infraestructura que sufre Puerto Gaboto cuando se trata de una de las poblaciones más antiguas del país. detalla .

“Con la antigüedad que tiene este pueblo, que todavía no tenga ningún servicio básico lo dice todo: estamos olvidados”, concluye Requino, uno de los vecinos reporteados.

Compartir: Facebook Twitter