Cerrar publicidad

San Lorenzo, Santa Fe, Argentina. º

Viernes, 12 de Mayo de 2017

“Violadores sueltos”. Jueza sanlorencina liberó a dos hombres acusados por la Fiscalía local

Un caso lo denunció una chica, a la salida de un boliche. El otro, una menor abusada por su padre durante más de dos años. Para la Fiscalía, había lesiones "comprobadas"
  • "Violadores sueltos". Jueza sanlorencina liberó a dos hombres acusados por la Fiscalía local

“Mi hijo me envió un video de la joven practicándole sexo oral”.

Este fue el principal argumento esgrimido por la defensa de un hombre, denunciado de violar a una joven de 19 años, tras salir de un boliche bailable (Mora), en Capitán Bermúdez. Y con ello, la jueza penal de San Lorenzo, Griselda Strologo, se decidió por dejar al acusado en libertad por entender que no había pruebas suficientes para demostrar su abuso, algo que la Fiscalía sí correspondía.

Y la mención de un hijo enviando a su madre un video filmado con su celular teniendo sexo oral con una mujer, puede mover a una sensación de confusión, lo acontecido en el otro caso,  seguramente llevará al lector a su desprecio.

Es que una menor de edad denunció que su padre biológico la sometió sexualmente durante algo más de dos años, desde que tenía 13. Y no solo eso, sino que además, el identificado como violador es medio hermano de su mamá. O sea, la hija es hija de dos padres que son hermanos.

El fiscal Juan Carlos Ledesma, del Ministerio Público de la Acusación de San Lorenzo, llevó adelante las dos investigaciones por violaciones, ocurridas en Fray Luis Beltrán y San Lorenzo, respectivamente.

En el primero de los casos, todo comenzó a la salida de un boliche bailable (Mora) de Capitán Bermúdez. La denunciante, una joven de 19 años, aseveró que un muchacho se ofreció a llevarla hasta su casa a bordo de una moto, invitación que ella aceptó.

Luego que pasear, en horas de al madrugada, por San Lorenzo, finalmente emprendió el regreso, pero no al hogar de la mujer, sino al suyo propio, sitio al que la obligó a entrar y forzarla para su sometimiento sexual.

El primero de los casos ocurrió el la localidad de Fray Luis Beltrán, luego de que una joven de 19 años que había ido a bailar al boliche bailable “Mora” de Capitán Bermúdez fue violada por otro joven que se ofreció a llevarla en la moto hasta su casa.

La víctima asegura que fue obligada a “practicar sexo oral” y posteriormente fue “penetrada analmente” agregando que mientras esto sucedía, era filmada desde un celular, por el violador. Luego de saciar tan bajos instintos, el hombre la libera, y la joven, entonces, decidió radicar una denuncia policial.

La Fiscalía determinó medidas urgentes, y una de ellas fue la pericia que se le practicó a la joven, constatándose “fisura anal” y golpes en los brazos, a manera de confirmar el uso de la fuerza ejercida en su contra. En virtud a estos resultados, se ordenó un allanamiento en la vivienda en cuestión, deteniéndose con posterioridad al acusado y secuestrándose cinco celulares.

Hoy, se realizó la audiencia imputativa para confirmar el caso y resolver el inicio de un juicio.

La defensa del imputado presentó, entre sus pruebas, el testimonio de su madre, quien aseguró que en el video que su hijo (el acusado) le envió a su celular, se veía como ella (la denunciante) le practicaba sexo oral. Es decir, que se practicó sexo consentido, según lo explicado por el abogado defensor. Y así lo entendió la magistrada.

En consecuencia, el hombre recuperó su libertad y no se determinó medida alguna de protección para la víctima, como ser, una “restricción de acercamiento”.

El fiscal había pedido que el imputado quedase con presión preventiva, durante 60 días, hasta tanto en ese plazo se terminaran de realizar todas las pericias necesarias en los cinco celulares secuestrados, a fin de observar, que tipo de material fílmico guardaban, y cuales de ellos, podrían tener conexión con el caso, o su similitud para con otros.

La segunda de las denuncias fue impulsada por una menor de 16 años, quien dijo ser violada reiteradamente por su padre desde que tenía 13.

Este caso estremece aún más, pues la adolescente era abusada por su padre biológico (según lo denunciado), quien convivía con su media hermana, la que era su esposa.

Tras tener entre ambos una hija, él se alejó del hogar, para regresar cuando la pequeña tenía 7 añitos. Desde entonces, convivieron ininterrumpidamente en una humilde vivienda, en San Lorenzo. Pero desde hace unos meses, el hombre se alejó de ese hogar y formó una nueva familia.

Como en el caso anterior, al Fiscalía ordenó medidas inmediatas. La niña fue entrevistada por una psicóloga de la Policía de Investigaciones y peritada por un médico forense, determinándose, a base de ambos informes, que el relato “es creíble”, y que como suele suceder, a la pequeña “le daba mucha vergüenza relatar lo sucedido”.

El médico confirmó que tenía “desfloración vaginal” de vieja data y “desgarro himeneal”.

Tampoco en la oportunidad, las pruebas presentadas por Ledesma tuvieron el peso suficiente para la jueza Strolongo, pues liberó al acusado, desoyó el pedido de arresto por 30 días, en este caso la jueza ordenó medida de restricción para protección de la menor de edad.

Según pudo saber este portal, es grande el malestar que en el Ministerio Público de la Acusación tienen para con la magistrada citada, a partir de sus decisiones en ambos hechos. “No logramos entender el despreció que algunos jueces tienen para con las víctimas; son casos donde se constataron los daños físicos, y sin embargo, no se tuvieron en cuenta. Estamos tan sorprendidos, como decepcionados”, expresó un funcionario de ese área, cuya identidad solicitó ser reservada.

Los fallos de la magistrada fueron emitidos con 24 horas de diferencia.

 

 

Compartir: Facebook Twitter