San Lorenzo, Santa Fe, Argentina. º

Miércoles, 9 de Agosto de 2017

La Provincia inspeccionó al complejo sojero local y detectó deficiencias en seguridad laboral

Faltante de protección, instalaciones deficientes, elementos en mal estado, permisos de trabajo deficientes y falta de capacitación sobre procedimientos, fueron algunas de las falencias observadas
  • La Provincia inspeccionó al complejo sojero local y detectó deficiencias en seguridad laboral

El Ministerio de Trabajo de Santa Fe realizó un relevamiento en las trece terminales portuarias agroexportadoras situadas en el complejo sojero local, que se extiende desde Timbúes hasta Arroyo Seco, para determinar cuánto cumplen con las normas de seguridad e higiene laboral. Y los resultados arrojaron una serie de falencias que se conjugan entre las cerealeras y las empresas contratistas que realizan trabajos dentro de esos predios.

De acuerdo a la información oficial trasmitida por la cartera provincial, de esas inspecciones surgió una serie de falencias tales como faltantes de protección, instalaciones deficientes, elementos en mal estado, permisos de trabajo deficientes, falta de capacitación sobre los procedimientos establecidos y ausencia de controles para cumplimientos en el campo.

“Entre los principales objetivos de las inspecciones se destacan la importancia de observar metodologías para trabajos de mantenimiento, construcción, montaje y su aplicación en campo, para prevenir accidentes; identificar deficiencias de los permisos de trabajo y desvíos de los estándares establecidos; y sugerir acciones para mejorar procedimientos y su efectiva implementación”, explicaron los técnicos que tuvieron a su cargo las observaciones.

A base de estos resultados, el ministro Julio Genesini encabezó una reunión tripartita con representantes del empresariado y de los trabajadores, a fin de evaluar los datos recogidos.

“Se hizo esta reunión para compartir la información recogida de estos operativos, donde se detectaron irregularidades y por eso se libraron 18 suspensiones de tareas. A partir de allí se instruyen los sumarios correspondientes, pero lo importante es compartir estos datos y ver las alternativas a seguir a fin que las falencias puedan corregirse y no repetirse, porque lo central es preservar la vida, la salud y seguridad de los trabajadores”. indicó el titular de la cartera laboral santafesina.

Y agregó: “Se avanzó, se discutió sobre varios puntos y se abrió la posibilidad de ir generando un observatorio para trabajar y darle continuidad; creemos que lo importante es avanzar en conjunto, generando conciencia y compromiso entre todos para que se cumpla con las normativas”.

Genesini confirmó, así, la creación de un Observatorio de Seguridad Laboral en el que participarán los principales referentes de esta actividad, es decir, empresarios y sindicalistas, más el Estado. Para eso, las parte convinieron volver a reunirse el 30 de agosto, para delinear un plan de acción.

“Nos parece bien que se planteen las problemáticas más comunes, las que hay que trabajar con prioridad y a las que nosotros nos ponemos a disposición,porque hemos colaborado con esta gestión y realizado muchos avances, como reforzar la seguridad de los camioneros, en las playas, para prevenirlos de los efectos de la fosfina, o la seguridad contra hechos delictivos dentro de esas mismas playas; ahora trabajaremos en el observatorio para tratar de aportar, desde el lugar de las empresas, lo que haya que mejorar, corregir o adaptar”, expresó Gabriel Abbo, gerente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo, una de las entidades que representó al sector empresario.

En la reunión estuvieron presentes el secretario de Trabajo y Seguridad Social, Leonardo Panozzo; el subsecretario de Fiscalización del Trabajo, Fernando Muruaga; el subsecretario de Trabajo, Rubén Luchini; el director provincial de Salud y Seguridad en el Trabajo, Oscar Baronio; la directora de la Regional Rosario de la cartera laboral, Maria Belluccia, además del ministro Julio Genesini.

A ellos se sumaron el gerente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo, Gabriel Abbo; y su par de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), Manuel Rocca; y los secretarios generales gremiales de Aceiteros del departamento San Lorenzo, Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina (Urgara); Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) y del Sindicato de Aceiteros Rosario.

Las inspecciones se libraron semanas atrás en los trece complejos agroexportadores situados a la vera del río Paraná, en el radio comprendido entre Arroyo Seco y Timbúes, y sobre las veinticinco empresas contratistas que prestan servicios dentro de esos predios.

 

Compartir: Facebook Twitter