Adiós a un clásico

Cierra Falabella en Rosario: Cambios de hábitos en el consumo y un país imprevisible

La gerencia de la tradicional tienda lo confirmó. El grupo ya lo hizo en otras ciudades de Argentina ¿Cuáles son los motivos de semejante decisión?


La gerencia de Falabella Rosario anunció el cierre de la sucursal en esta localidad, enclavada hace años en el histórico edificio de Córdoba y Sarmiento, que otrora ocupó otra afamada tienda: La Favorita.

Juan Gómez, quien es integrante de la comisión directiva del gremio Empleados de Comercio de Rosario, confirmó que la empresa se va de Rosario, dentro de algo más de un mes.

La firma, de capitales extranjeros, ya había adoptado una decisión similar en otras localidades del país, y ahora le toca a Rosario.

En la actualidad, el local posee poco stock y se halla en liquidación de todo lo que tiene.

“Hoy nos llegó el comunicado de la empresa. No sabemos bien cómo se van a pagar las indemnizaciones y eso genera mucha preocupación”, indicó el dirigente gremial en declaraciones radiales.

A pesar de sembrar tales dudas, por el momento no existen motivos para que no se abonen en tiempo y forma.

En total son 110 empleados los que prestan servicios en dicha firma.

Falabella es una tienda tradicional en la que puede encontrarse de todo. Y es una de las pocas que existen en el país, con tal característica. Además de ropa puede adquirirse artículos de perfumería, de bazar y hasta muebles, por ejemplo.

Antes una tienda similar era la que instaló la familia García con La Favorita, que ocupó el mismo inmueble, con exquisitos detalles señoriales de una época que ya no regresará.

Precisamente, mucho del cierre de Falabella tiene que ver con eso, con los nuevos tiempos y los cambios en los hábitos de compra.

Hoy se estila mucho (y cada vez más) comprar on line. Y también se compite con los shoppings.

Sin embargo, no es un motivo excluyente, ya que en otros países, como en España, por ejemplo, existe una cadena que se denomina El Corte Inglés que posee similares características que Falabella. Y no parece, por el momento, correr riesgo de cierre.

Sin dudas que también influye una cuestión de costos, pues se trata de un negocio con más de un centenar de empleados y subsistiendo en una economía caótica como es la argentina.

“La tasa de retorno hace que se “levanten” los lugares donde estas empresas tienen sus comercios”, reconocieron desde el sindicato, confirmando los motivos.

Alejandro Romero

Comentarios