Biodiesel: Argentina recurrirá a la Organización Mundial de Comercio

De esta manera reclamará que EEUU ceda con los aranceles impositivos al biocombustible criollo, que oscilan entre 50 y 74 por ciento


En medio de la pelea por el biodiesel con los Estados Unidos, y ante la falta de alternativas para destrabar el conflicto generado desde que los norteamericanos impusieron aranceles a la importación del biocombustible criolla, las autoridades nacionales decidieron que el próximo paso a dar será la Organización Mundial de Comercio (OMC), a la que recurrirán para que el país del norte elimine esos impuestos, que oscilan entre el 54% y el 70%, para el ingreso del producto local.

Según indicaron fuentes de Cancillería y del Ministerio de Agroindustria a la agencia Télam, el Ejecutivo  “evalúa esa opción con seriedad” ya que ya no quedan otras alternativas.

“Hoy no tenemos más opciones, las últimas negociaciones con el secretario (de Comercio estadounidense) Wilbur Ross no fueron fructíferas”, señalaron, al tiempo que remarcaron que en los próximos días el gobierno de Donald Trump ratificará la continuidad de los derechos compensatorios que dejan fuera del mercado al biodiesel argentino.

De todas maneras, aún se espera una última negociación con la administración del país del norte para definir si finalmente Argentina acudirá al Órgano de Solución de Diferencias de la OMC.

“Por como están las cosas, no queda otra opción que ir a la OMC”, señalaron, por su parte, desde el Ministerio de Agroindustria.

En tanto, el sector privado consideró que “habría que intentar agotar la negociación con Estados Unidos porque ir a la OMC implica años de trámites y gestiones”, tal como sucedió cuando la Unión Europea impuso un trato similar que, hace unos meses atrás quedó zanjado, pero luego de tres o cuatro años de prohibición.

“De todos modos agotada la instancia de diálogo, ese es el único camino que queda”, coincidió.

Estados Unidos aplica esos aranceles tras denunciar que Argentina recurre a prácticas comerciales deshonestas, esto es, con dumping.

Mientras tanto, las empresas locales dedicadas a la exportación de este producto, en su mayoría radicadas en esta región, apuestan a recomponer el mercado europeo y esperan el desenlace con Norteamérica.

 

 

Comentarios