Ahora el dólar turista se vende sólo 24 horas antes del viaje


El contribuyente cumple al pie de la letra el pedido de la AFIP. Se acerca a la sucursal de su banco 72 horas antes de su viaje con el papel impreso del organismo recaudador donde lo habilitan a la compra de moneda extranjera. El cajero de la entidad entra en el sistema de la AFIP con el número de trámite que figura en el papel (antes se podía hacer solamente con el DNI, pero ahora se pide este requisito), pero le marca un error técnico, pese a que el cliente tiene la autorización previa.

Como no es un caso aislado, sino que se repite en forma ininterrumpida, deciden llamar a la AFIP para preguntar qué está pasando. ?Decile a la persona que vaya al banco recién 24 horas hábiles antes de su viaje, que ahí se le dará el OK?, fue la sugerencia que hicieron llegar desde el organismo. Dicho y hecho: el cliente fue de vuelta para hacer la operación un día antes de subirse al avión y pudo irse con los cada vez más codiciados ?e inaccesibles?billetes verdes-

?Igual recomendamos al público que venga tres días antes de su partida para tratar de cambiar plata. La esperanza es lo último que se pierde. De hecho, hay veces que le pueden llegar a dar los dólares 48 horas antes de su viaje?, se resigna el gerente cambiario de una entidad financiera.

Desde su óptica, la apuesta con esta nueva metodología pareciera ser que el ahorrista desista de hacer la operación, ya que a nadie le gusta tener que esperar hasta último momento para saber si le dan los dólares o no. Además, hay que tener en cuenta otro dato: los importes autorizados son cada vez más flacos.

Por las transacciones que se vienen realizando en los bancos, el monto promedio otorgado es de u$s 30 por día por persona, y puede llegar a u$s 40 en caso de que el viaje sea a Europa o los Estados Unidos. La particularidad es que hay ocasiones en que los u$s 30 diarios per cápita se dan para todo un grupo familiar, de cuatro personas, con lo cual el promedio diario desciende a u$s 7,50 por individuo.

Ante este nuevo escenario es que en las entidades recomiendan a los matrimonios que vayan a viajar que realicen el trámite por separado, de modo de tener chances de duplicar el monto otorgado.

Así, el banco también se puede ver beneficiado, al lograr colocar más cantidad de moneda extranjera. Aunque en las entidades cuentan que están vendiendo apenas el 20% de lo que comercializaban hace cinco meses: ?De u$s 200.000 diarios, que ya era una cifra exigua, pasamos a vender sólo u$s 40.000 en toda nuestra red de sucursales?, confiesa el ejecutivo de un banco de primera línea.

A su juicio, a las operaciones cambiarias ya no se las puede mirar más como una fuente de ingresos, sino que ahora sólo suponen un servicio para tener un cliente fiel, que siga agrandando las cuentas en forma mensual. De hecho, el 98% de los bancos sólo tienen posiciones en dólares y euros.

Por otra parte, al haber desaparecido la fluidez del negocio, los spreads se abrieron: mientras hace cinco meses la diferencia en la pizarra entre la compra y la venta del dólar era de cuatro centavos, hoy puede llegar a duplicarse. En el caso del euro, en tanto, pasó de 10 a 20 centavos.

10