El costo económico de paralizar un país

os economistas estiman el costo de un paro nacional en proporción de la pérdida que significaría para la generación del Producto Bruto Interno, estimada en un 1%.


En ese caso, un paro general exitoso impliaría un costo de u$s2.500 millones en Chile y u$s13.000 millones en España, por citar dos países que enfrentaron huelgas generales este año. Sin embargo, para la Argentina (que representaría unos u$s5.000 millones) ayer fue significativamente menor. Estimando el PBI como un tercio para la industria, otro para el agro y otro para el comercio y los servicios, se puede mensurar en u$s1.600 millones el costo de la protesta.

Las fábricas funcionaron, el campo mantuvo su actividad habitual, el comercio cayó en la Ciudad de Buenos Aires pero fue casi normal en el resto del país y la intermediación financiera, aún con los bancos a puertas cerradas, mantuvo la operación de clearing.

La UIA enfoma institucional y varias industrias consultadas por BAE en forma directa coincidieron que el nivel de ausentismo fue menor y asociado a las dificultades para trasladarse.

En las grandes industrias las características del proceso de caracter continuo hacen que no se pueda paralizar, pero tampoco en el resto de las industrias pymes se afectó la producción aunque con las dificultades propias de la falta de transporte de carga.

10