“Me distraje por los chicos que piden monedas y me agarró el tren”


“No ví el tren; me distraje con unos chicos que pedían monedas o gas oil. La verdad que no lo vi. Sí alcancé a acelerar y me agarró a la mitad para arrastrarme 200 metros. Nací de nuevo”. Así grafica el momento Luis Quevedo, un camionero que salía de la empresa ACA y tenía como destino la localidad de Rufino. Es la primera vez que hace ese recorrido, y seguro nunca lo olvidará.

Al momento del paso del tren el camión quedó subido al terraplén de las vías y fue recién ahí cuando el conductor se dio cuenta de lo que iba a suceder. “Alcancé a acelerar y me agarró a la mitad”, dijo Luis y graficó: “Esos segundos fueron interminables. No pude hacer nada, no atiné a hacer nada”.

El saldo del accidente fue menor y sólo se lamentan grandes daños materiales. Para Luis lo que pudo ser una muerte segura se redujo a “sólo unos golpes y un ojo hinchado”.

Acerca de ese recorrido, el camionero señaló que “es la primera vez que ando por esta zona, pero no la primera vez en la región”. Asimismo, mencionó que  “es un cruce peligroso con una casa y una planta grande” y destacó que “para verlo (al tren) tenés que asomar la trompa del camión y de esa manera ya estás arriba del terraplén”.

10