El profesorado de Fray Luis Beltrán funcionará ahora en el Batallón 603

La institución estaba funcionando en tres lugares diferentes. Arranca la semana que viene. La noticia llegó tras serias denuncias sobre irregularidades en el establecimiento educativo.


El Ministerio de Educación trasladará el Instituto Superior del Profesorado (ISP) Nº 22 Maestro Addad de Fray Luis Beltrán al Batallón de Arsenal Nº 603. Será a partir de la semana que viene, cuando comiencen las clases en el nivel superior de la provincia, y hasta que se consiga un edificio propio. La noticia se conoció luego de la denuncia de profesores sobre una serie de irregularidades que viene padeciendo la institución pública, que van desde el cobro de aranceles a los estudiantes por diversos trámites, desmanejos administrativos y la falta de concreción del edificio propio, varias veces postergada. Cuestiones que derivan en la pérdida de matrícula. Un dato llamativo es que el secretario de Educación de la provincia, Jorge Márquez, da clases allí.

“Pensamos en un edificio propio para el Instituto 22, vimos la posibilidad de mudarlo todo a la primaria (Nº 6.370 Pablo Riccheri) que está en el Batallón. Allí había una Eempa que se muda a otro lugar, por tanto queda todo el espacio. Son 16 aulas disponibles, a partir de las 17.30, para que funcione este instituto. Algo que pensamos hacer rápidamente, y donde estamos evaluando traer también el profesorado de historia que da clases en San Lorenzo”, adelantó a La Capital, la directora provincial de Educación Superior, Irene López. La institución ofrece cinco profesorados (matemática, administración, historia, educación primaria y economía, y las tecnicaturas de administración de empresas y la de sistemas de gestión).

López recordó que esta institución pública está funcionando hoy en tres lugares diferentes, “lo cual hace muy complejo el sentido de pertenencia de profesores y alumnos”. La sede es la de Teniente Agneta 279. Dijo además que esta decisión de unificar en un solo sitio todos los profesorados y tecnicaturas parte de querer dar “un tratamiento integral” a los problemas de la institución (ver aparte).

Denuncias. El anuncio de López sobre el edificio para los profesorados llegó luego de que se conocieran una serie de denuncias sobre graves irregularidades en la gestión del Instituto Maestro Addad, difundidas ayer en la edición on line de La Capital. Se trata de un petitorio que un grupo de profesores y egresados presentarán al Ministerio donde llaman la atención sobre “el cobro de un monto fijado arbitrariamente a los estudiantes por matriculación, inscripción a exámenes, retiro de diplomas, organización de acto de graduación (entre otros puntos). Son «aranceles» exigidos de manera coactiva y por tanto improcedentes para una institución que tiene carácter público, que han sido cobrados en nombre de la cooperadora del instituto, cuyos integrantes desconocemos”.

Además, aseveran que desconocen el destino de los dineros recaudados.

También denuncian retraso de carga de los datos de los estudiantes en el sistema de informática (conocido como Sigae), que ocasiona dificultades para anotarse en diferentes materias o retirar el título, por ejemplo. O dar por aprobada una materia que no se había rendido.

La pena de estos profesores pasa por ver cómo la institución cae en desprestigio y pierde año a año matrícula. “Por estos desmanejos de gestión muchos alumnos se van enojados con la institución y esto también repercute en una muy baja matrícula”, dijo una de las docentes firmantes.

Si bien la directora de Superior, Irene López, aseguró no estar al tanto de estas denuncias puntuales, reconoció que el Ministerio ya había intervenido por otras irregularidades: “El año pasado iniciamos un proceso que concluyó en un apercibimiento de la directora (Susana Lima). Fue luego de que el supervisor hiciera una serie de visitas e intervenciones. Y si bien concluimos en ese apercibimiento, también hay todo un trabajo de acompañamiento a la institución que seguirá este año”.

López resaltó que el trabajo aquí es del “Ministerio en su conjunto”. No descartó que al profundizarse la investigación iniciada el año anterior aparecieran las irregularidades que los profesores sacan a la luz ahora. “Nosotros no recibimos hasta ahora ninguna nota, la esperamos para seguir este proceso”, insistió, y reconoció que “es baja la matrícula de la institución”.

Como profesor. Sobre la presencia de Jorge Márquez en el ISP Nº 22 y el desconcierto de los docentes que los desmanejos que imputan pasen ante los ojos de quien ejerce de viceministro de Educación, López consideró que “como parte del Ministerio está al tanto de todo”; sin embargo, justificó su accionar al decir: “De todos modos, entiendo que él está ahí como profesor y es otro lugar diferente de estar al frente de la Secretaría de Educación”.

La funcionaria destacó la preocupación de la gestión de la ministra Claudia Balagué por privilegiar la educación superior, algo que se ha manifestado en la creación de nuevos profesorados y tecnicaturas en la provincia. “Por eso pensamos en la mudanza, en un solo cuerpo edilicio y en un tratamiento integral de los problemas de este instituto. Sabemos que ofrecer esta educación es darles la posibilidad a los alumnos para pensar en una movilidad social en sus vidas”. (LaCapital)

10