Claves para entender el Caso Perassi

Dos personas fueron procesadas y hay “al menos siete implicados” en escuchas telefónicas. Abogados denunciaron un pacto criminal y se quejaron hasta el hartazgo de las falencias investigativas. La historia del caso que conmueve a toda la región.

Paula desapareció hace 2 años y 8 meses. El 18 de septiembre de 2011, a las 22 horas, Paula Perassi salía de su casa con la excusa de buscar la tarea de uno de sus hijos. “Llevaba lo puesto y el celular, salió sin billetera sin documentos”, repitió varias veces Alberto, su padre. La historia puede contarse de manera cronológica o a medida que se fueron conociendo detalles y hechos. Ambas versiones, lamentablemente, pocas veces coinciden en tiempo y espacio.

Ese domingo, a la tarde, Paula se reunió con dos personas en un bar de la localidad de Timbúes. Muchos consideran que en esa charla está la clave de su desaparición, pero nunca su supieron los protagonistas y las palabras allí dichas. También ese día, pero minutos antes de salir de casa, Paula recibió un llamado telefónico, desde un locutorio ubicado a menos de 100 metros de la casa que habitaba, en 3 de Febrero al 700 de San Lorenzo. “Mamá no te vayas”, le dijo Lucas, su hijo mayor. Pero la joven no hizo caso.

Por la desaparición de Paula fueron procesados dos hombres. El primero fue Grabril S., indicado como el amante de la joven y la carátula sobre él fue la de “homicidio simple”. Muy cercano, Gabriel era amigo personal de Alberto y hasta compartían sus domingos haciendo deportes o almorzando en “familia”. Aunque no pudo comprobarse nunca, se dice que Gabriel era el padre del niño que Paula llevaba en su vientre al momento de su desaparición.

Luego fue procesado también Antonio D., empleados de Gabriel y cercano a la pareja. Se lo indicó en principio como la persona que recogió a Paula aquel domingo. El rastro de la joven se inicia ese día en su casa y se pierde en la esquina de Av. San Martín y 3 de Febrero ¿La recogió Antonio en un auto; dónde la llevó; qué pasó con Paula?

Pero todos estos detalles se conocieron mucho después de que pasaron; casi un año después. Los abogados de la familia Perassi señalaron una y otra vez las falencias investigativas y hasta denunciaron que “se entorpeció la investigación” de manera intencional. “Se perdió mucho tiempo para recoger pruebas que hubiesen sido fundamentales; se dejó pasar el tiempo hasta que se borraron los registros de las llamadas del locutorio; se realizó un rastrillaje con perros casi un año después”, enumeraron los letrados, entre tantos errores cometidos por la policía y la Justicia.

Aquí es cuando aparecen algunos nombres propios. Quien debía investigar el caso es el fiscal Ramón Moscetta. Sobre él puede decirse que un fallo del Tribunal de Alzada señaló que “hay una inacción intolerable de la fiscalía de grado, la cual recae en este caso sobre el Dr. Ramón Moscetta”. Dijo el Dr. Adrián Ruiz, abogado de Perassi: “No es una apreciación sólo de esta parte (la defensa), sino que la Alzada dice ahora no hubo fiscal de grado y explica en su resolución que no hubo acusación pública. Sin acusación pública ninguna investigación puede llegar a buen puerto”.

El Juez que intervino en el caso es el Dr. Eduardo Filocco, de pobre imagen en la ciudadanía y sobre el cual la concejala rosarina María Eugenia Schmuck pidió en la Legislatura santafesina que analice la posibilidad de someterlo a un jury de enjuiciamiento. Para la concejala hubo muchos indicios certeros que no se siguieron y que llevaron a preguntarse por qué no se movilizó la causa. De igual manera, indicó que existen tantos otros datos falsos que “sólo sirvieron para desorientar a la familia”.

Pasaron 2 años y 8 meses de la desaparición de Paula y son pocos los avances en cuanto a la instigación judicial. Los imputados siguen con ese rótulo, pero siempre está latente la posibilidad de que queden sobreseídos en el caso.

Quedan muchos detalles por contar aún, tantos que harían falta cientos de notas como esta para tratar de entender por qué tanta impunidad.

Párrafo aparte merecen Alberto y Alicia, los incansables padres de Paula que desde un primer momento pidieron por su hija. Comenzaron con un cartel en una camioneta, apareciendo en actos oficiales o tratando de captar la atención de la gente. Hasta tuvo que encadenarse a Tribunales Alberto para que alguien lo escuche.

MÁS NOTICIAS
Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Miserable ataque de dos supuestos simpatizantes de Central, que huyeron del lugar tras el ataque. Ocurrió en Roldán, luego que los "canayas" ganaran la Copa Argentina

Se le apareció una víbora yarará mientras realizaba ejercicios al aire libre

Se le apareció una víbora yarará mientras realizaba ejercicios al aire libre

Fue ayer por la noche en la bajada de Urquiza y el río. "La matamos entre los vecinos ya que se dirigía hacia las viviendas de la zona"

Radares y multas en Circunvalación de Rosario: de 12.000 a 40.000 pesos

Radares y multas en Circunvalación de Rosario: de 12.000 a 40.000 pesos

Las máximas permitidas serán 110 kilómetros para autos, 90 para colectivos y 80 para camiones. Ya se está poniendo nueva cartelería advirtiendo esta nueva situación