Deportistas polacos corrieron dos mil kilómetros para llegar al Vaticano

Un grupo de amigos polacos decidió correr para llegar a Roma y estar presente en la canonización de los santos Juan Pablo II y Juan XXIII.

“No tenemos ninguna organización (oficial). Somos amigos”, dijo Tomasz Pietnerzak a ACI Prensa el 27 de abril. “Cuando otro amigo propuso ir corriendo al Vaticano. Yo dije ‘está bien, corramos. ¡Vamos!’”.

El grupo de 22 hombres, de distintas edades, corrió unos dos mil kilómetros para estar presente en las canonizaciones. Cada día corrieron 300 kilómetros.

Pietnerzak confesó que la motivación principal que impulsó esta iniciativa fue “correr en forma de agradecimiento”, y que la palabra “gracias” fue impresa en la parte posterior de las camisetas que lucieron al correr.

“Corrimos porque no podemos hacer nada más”, explicó el peregrino. Asimismo expresó su especial gratitud a San Juan Pablo II no solo porque “es polaco” sino también porque “cambió el mundo y Polonia”.

La Misa de canonización de San Juan Pablo II y San Juan XXIII se celebró el 27 de abril a las 9:30 a.m. en la Plaza de San Pedro, en donde un gran número de peregrinos desbordó las calles principales y las plazas aledañas.

MÁS NOTICIAS
El conductor que mató a una nena de 11 años en Bermúdez permanecerá preso

El conductor que mató a una nena de 11 años en Bermúdez permanecerá preso

Manual Ávalos de 42 años atropelló a Irupé López el martes pasado y se escapó del lugar del accidente tras hacerlo. Venía realizando maniobras “imprudentes” y tenía vencido su carnet de conducir.

Provincia fijó posición sobre el derrame de aceite en el Paraná

Provincia fijó posición sobre el derrame de aceite en el Paraná

A través del Ministerio de Medio Ambiente, el Estado provincial llegó a la zona para ver lo sucedido el pasado martes.

Derrame de aceite tiñó el río de color naranja en Puerto San Martín

Derrame de aceite tiñó el río de color naranja en Puerto San Martín

La sustancia viene de la empresa Buyatti, alcanzó una alcantarilla y terminó, vía desagüe, en las aguas del río a metros del muelle de la empresa Bunge. Confirman que no es una sustancia contaminante.