Historia completa del policía de Oliveros desaparecido que ahora vive en Chilecito


Sergio Manuel Catalán es un ex policía que desapareció en Oliveros hace casi tres años, más exactamente el 7 de mayo de 2011.
Por entonces se explicó que había caído en aguas del río Carcarañá y nunca más salió a flote.
Ahora, el programa televisivo que conduce Oscar González Oro por el canal América (Los Unos y Los Otros) expuso en su edición de ayer martes que ese hombre fue descubierto vivo en la localidad riojana de El Chilecito.
La producción del ciclo televisivo indaga sobre el paradero de personas que buscan a familiares a los que dejaron de ver desde hace años y por diferentes razones. Este fue uno de los casos y el rastreo terminó en la provincia de La Rioja.
Claro que, el Catalán hallado difiere mucho de aquel que conocían en Oliveros. Hoy vive borracho y en una tapera, sin trabajo y dedicado a hacer alguna changa para comprar alcohol.
Los familiares, advertidos de la noticia, no salían de su asombro y alegría. Pero no les duró mucho. En el estudio de televisión se enteraron que Sergio no solo no quería regresar a sus pagos, sino que tampoco quería verlos más.

“Esto es lo que le dijo a un periodista que mandamos a reportearlo. No solo que se negó a una entrevista, sino que aseveró que su vida en Oliveros es del pasado, hoy es un bohemio y no quiere ver a nadie”, le sintetizó a su ex esposa, que se mostró ante las cámaras.
¿Qué lo llevó al ex policía a abandonar todo e irse a vivir al otro extremo del país? ¿Qué motivos hay en su psiquis para terminar hecho un borrachín? ¿Por qué mintió al hacerse pasar como un ahogado? ¿Por qué niega ver, al menos, a sus hijos?
Demasiadas preguntas, por ahora, sin respuestas.
“Yo quiero que él me diga por qué se niega a verme”, disparó Noelia, su hija, al borde del llanto. Y algo similar expresaron sus padres. Más temprano, en una emisora local, el papá dejó entrever que dudaba de la veracidad del paradero de su hijo. Norma, la mamá, intentó justificar la actitud de Sergio, pero ante la contundencia de las evidencias, le reconoció a Gómez Oro la triste realidad.

Lo cierto es que la producción del ciclo mediático se comprometió a acompañar al padre hasta Chilecito, para que sea en persona con su hijo e intentar hacerlo entrar en razones, que intente ser ayudado por profesionales para superar su adicción al alcohol, y hasta decidir el regreso a su hogar.

10