Paro en puerto sanlorencinos. Capitanich aguarda explicaciones

Una diferencia sindical hizo que el principal complejo agroexportador del país esté paralizado. Uno de los gremios, el Supa, deslindó responsabilidades. Honda preocupación del empresariado

El Somu, la otra entidad obrera en cuestión, acusó al Supa por incumplir un acuerdo de paz social comprometido ante la Jefatura de Gabinete de la Nación, que los portuarios desmienten.

Desde ayer a la tarde, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) lanzó un paro nacional por entender que el diferendo de representación sindical jurisdiccional que sostiene con el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) de Puerto San Martín, Bella Vista, Timbúes y Puerto Gaboto, vuelve a exponerse sin que se respetase un principio de acuerdo que ambas entidades se habían comprometido a respetar, y que a entender de los marítimos, los portuarios incumplieron.

Es que el pasado 17 de abril, Somu y Supa convinieron una tregua por 120 días a fin de resolver tal diferendo (Supa avala tener jurisdicción para operar en los puertos de las localidades en la que tiene jurisdicción y Somu alega lo mismo) y que fue confiado delante del mismísimo Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

La intervención del funcionario nacional devino luego que el Ministerio de Trabajo no pudo encauzar el conflicto y ante el inminente paro de actividades que se presagiaba iba a lanzarse sobre el principal complejo agroexportador del país y en víspera a la cosecha gruesa.

Sin embargo, la mediación parece no haber servido.

La acusación del Somu fue rotundamente desmentida por el Supa. En un comunicado de prensa explica que esta entidad sindical “no ha generado ningún conflicto que justifique la medida adoptada por el personal representado por el Somu, de la que es totalmente ajena”.

“La actividad efectuado por el personal del Supa en los puertos en que opera es total y absolutamente normal”, agrega la cita, responsabilizando a los marítimos de haber adoptado “medidas ilegítimas e irresponsables violando, precisamente, el compromiso asumido ante la Jefatura de Gabinete de la Nación”.

En este sentido, Herme Juárez, secretario general del Supa local confirmó que tal circunstancia “ha sido ya debidamente aclarada ante las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación; incluso ya le mandé las copias del caso al ministro Jorge Capitanich”.

En concreto, y con el paro mediante, se genera un amplio perjuicio, no solo económico, sino también logístico a la región.

Es que la huelga afecta directamente a los muelles de las empresas Nidera, Toepfer y Bunge, en Puerto San Martín, y a los de Dreyfus y Noble, en Timbúes (también a aquellos buques que estibe la Cooperativa de Trabajos Portuarios Puerto San Martín que vayan a completar la carga en los puertos de Quequén/Necochea y Bahía Blanca).

En materia económica, ello repercute en la merma de ingreso de divisas al país y el sobrecosto de fletes promediado en 20 mil dólares, por buque y por día.

Y si de logística se trata, paraliza entre 8 mil a 10 mil camiones cerealeros que circulan diariamente con destino a las terminales portuarias citadas. Con las playas de estacionamiento de las agroexportadoras abarrotadas de rodados, los transportes comienzan a amontonarse a los costados de las rutas.

“Es creciente la preocupación en el sector agroexportador por un conflicto intersindical, entre el Somu y el Supa, que le es ajeno y en el apogeo de la cosecha de soja”, expuso Andrés Alcaraz, vocero de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara).

“Un centenar de barcos podrían verse afectados al no poder operar, lo que, de extenderse este conflicto y midiéndolo en una semana, arrojaría una pérdida directa por diversos costos de logística oscilante en los 10 millones de dólares”, acotó.

MÁS NOTICIAS
Oil Combustibles: Se acerca la solución, el jueves llega un barco al puerto de San Lorenzo

Oil Combustibles: Se acerca la solución, el jueves llega un barco al puerto de San Lorenzo

Lo confirmaron los síndicos de la quiebra, quienes se hallan en el Ministerio de Trabajo con la federación sindical de petroleros, el intendente sanlorencino Leonardo Raimundo y asesores del juez Cosentino

“Corchito” el perro sanlorencino que siguió la ambulancia que llevaba su dueña y no pudo volver

“Corchito” el perro sanlorencino que siguió la ambulancia que llevaba su dueña y no pudo volver

El añejo perro salió detrás de su dueña que era traslada para ser internada, la mujer murió en el hospital y el animal nunca pudo volver a su casa, es buscado intensamente por el viudo.

Leonardo Raimundo “Desde 2007 estamos pidiendo un Juzgado Federal para la ciudad”

Leonardo Raimundo “Desde 2007 estamos pidiendo un Juzgado Federal para la ciudad”

El intendente de la ciudad consultado por las gestiones emprendidas para que la ciudad tenga justicia y fuerzas de seguridad federales en virtud del enorme movimiento de barcos y personas.