Sorpresa bajo el vidrio. El paso del “Chino” Maidana por el peaje de la Ribera