El gobierno provincial se decidió y Arssa se quedó sin contrato para explotar la autopista


Con contrato rescindido pero con permiso para cobrar. Finalmente, el Poder Ejecutivo a través del ministerio de Infraestructura y Transporte firmó con Arssa –la concesionaria de la autopista a Santa Fe– la extinción de al concesión que se vencía recién en 2020 pero que se anticipó por incumplimientos de obras de parte de la empresa. Sin embargo, la Casa Gris habilitó a Arssa a continuar con el mantenimiento de la traza –que incluye el cobro de peaje– por seis o 12 meses más.

Según informaron desde el ministerio de Infraestructura, el convenio de extinción se firmó por mutuo acuerdo el viernes pasado pero deja a cargo de Arssa el mantenimiento de la autopista hasta que se licite otra firma. Mientras tanto, la provincia prepara los trabajos de repavimentación de la traza que debería haber hecho Arssa.

Por el sistema de costes y costas, la empresa se quedará con lo recaudado en peaje para el pago de sueldos y demás gastos administrativos, y en caso de que registre un superávit lo trasladará a la provincia. Sin embargo –y aquí aparece un punto que promete polémica– si la recaudación no alcanza para estos gastos, será la Provincia la que se haga cargo de cubrir la diferencia.

 

10