Policías se arrojan al río para atrapar ladrones y descubren entre sus bolsillos 5.000 dólares


Ayer cerca de las 9.30 de la noche, la policía es alertada sobre varias hechos delictivos, comenzando por un robo perpetrado San Martín 1316, de San Lorenzo. Se trataba del maxikiosko Eureka Store, cuyo empleado señaló que dos sujetos lo amenazaron de muerte, pistolas en mano, para robarle y salir caminando por la avenida para doblar por bulevar Urquiza.

A ello se sumó otro comercio, sito en la esquina de Belgrano y San Carlos, donde lesionaron a su propietario y sustrajeron una moto, que fue avistada, a los minutos, en la zona de Avenida del Combate y Sargento Cabral.

Atento a ambos hechos, los policías comienzan un patrullaje hasta dar con los delincuentes en las inmediaciones del Campo de la Gloria, y ante la negativa a detenerse, tras ordenársele la voz de alto, se inicia una persecución, primero en los vehículos, y luego a pie, hasta que los malvivientes no tuvieron otra alternativa que arrojarse por la barranca al río Paraná, para continuar huyendo.

En adelante, lo conocido: los uniformados realizan un rastrillaje en la zona de la escuela de canotaje, donde se encuentra una de las prendas que vestía uno de los prófugos, lo que hizo presumir que se habrían arrojado al río.

De inmediato, se solicita presencia de Prefectura Naval para comenzar un patrullaje por el río, al que se sumó un profesor de la citada escuela que ofreció una embarcación a la que se subieron los policías. Minutos después, dan con el paradero de ambos y se procede a su arresto.

Los ladrones fueron llevados al hospital local para su atención, puesto que  estaban mojados y en virtud a la baja temperatura reinante, “muertos de frío”.

Tras ello, quedaron alojados en dependencias de la Alcaidía a la espera de las órdenes que remita la fiscalía actuante.

Los dos son oriundos de Capitán Bermúdez.

Al revisar sus ropas se descubrió que uno ellos llevaba, en sus bolsillos, 5.000 dólares estadounidenses.

 

 

10