La historia del biodiesel: La producción del biocombustible se triplicó durante la última década

Se trata de una industria joven, pero estratégica para el complejo sojero local y la exportación argentina. Una historia de idas y vueltas, de cierre de mercados, pero nunca de recorte laboral

La producción de biodiesel en Argentina nació alrededor del año 2008 y desde entonces exhibió un crecimiento exponencial: mientras que en ese año se produjeron alrededor de 700 mil toneladas, en 2016 alcanzó los 2,3 millones, es decir que en dicho período se triplicó y aún, un poco más, creciendo a una tasa del orden del 18% anual.

Más aún, en el acumulado del primer semestre de 2017, la producción de este combustibles exhibió un incremento de 22,5% en la comparación interanual.

Inicialmente la producción del país estuvo orientada, prácticamente en su totalidad, al comercio exterior, hasta el 2010, año en que se firmó la Ley de Biocombustibles que estableció el corte obligatorio del gasoil con biocombustibles, de manera que una proporción, cada vez mayor, se destinó al mercado interno. Pese a ello, las ventas del exterior se llevan la mayor proporción de la producción nacional (57% promedio entre 2014-2016).

Las exportaciones entre 2008-2016 aumentaron 140% (+11,5% promedio por año), superando el año pasado las 1,6 millones de toneladas. Asimismo, en los primeros seis meses de 2017 las ventas al exterior experimentaron un crecimiento de 25,7%. Gracias a este gran crecimiento, el año pasado se recaudaron u$s 1.240 millones, el equivalente al 2% de las ventas totales de nuestro país (US$ 57.733 millones en todo 2016).

La evolución de las exportaciones, sin embargo, no fue homogénea a lo largo del período. Mientras que en 2012, 2013 y 2015 hubo una caída en las cantidades exportadas, en 2016 el volumen de ventas al exterior más que se duplicó respecto del año anterior. Gran parte de esta performance está asociada con la apertura y el cierre de mercados, como sucedió en 2013 cuando España denunció al país por prácticas de dumping en el sector de biocombustibles, lo que llevó a acotar las importaciones de dicho producto. Considerando que en 2012 el 56% de las cantidades exportadas tenían como destino al país europeo, no caben dudas del impacto que esta decisión.

En los años subsiguientes el país consiguió abrir nuevos mercados, y así fue que, mientras en 2012 Argentina exportaba a nueve países del mundo, en 2014 consiguió sumar tres mercados más. Sin embargo, en los últimos años el comercio de biodiesel se fue concentrado en Estados Unidos, prácticamente el único país que adquiere nuestra producción: 92% de lo producido para exportación fue a parar allí (en el primer semestre de 2017 llegó al 99%), representando ingresos por u$s 1.140 millones.

Hoy, con el cierre de ese mercado, y la lentitud para la reapertura del europeo, la industria local, que concentra al grueso de las refinerías que producen para exportar, están ante un nuevo desafía para mantener los niveles de producción.

Fuente: Infocampo

MÁS NOTICIAS
Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Es sabida la crisis por la que atraviesa aquella nación y la cantidad de refugiados esparcidos por el mundo. Un caso conmovedor tanto por quien recibe como por quien da

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

En San Lorenzo será esta tarde en la esquina de los bancos a las 18. “Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”, manifiestan.

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Miserable ataque de dos supuestos simpatizantes de Central, que huyeron del lugar tras el ataque. Ocurrió en Roldán, luego que los "canayas" ganaran la Copa Argentina