Brasil “mais desigual do mundo”, seis empresarios tienen más dinero que la mitad de la población

Un informe divulgado por la organización Oxfam reveló que el problema se vio agravado desde la asunción del presidente Michel Temer y que “Brasil permanece como uno de los peores países del mundo en materia de desigualdad de renta”.

Las seis personas más ricas de Brasil poseen una riqueza equivalente al patrimonio de los 100 millones de brasileños con menos recursos, la mitad de la población del país, un fenómeno que se da en la gran mayoría de los países latinoamericanos y que en este caso se ha visto agravado desde la asunción del presidente Michel Temer, según un informe divulgado este lunes por la organización Oxfam.

“Brasil permanece como uno de los peores países del mundo en materia de desigualdad de renta y alberga a más de 16 millones de personas que viven bajo el umbral de la pobreza”, indica el informe de Oxfam titulado “La distancia que nos une”.


La ONG alertó de que la tendencia es “todavía más preocupante” porque, según proyecciones del Banco Mundial, Brasil podría tener a final de año hasta 3,6 millones más de pobres.

MÁS NOTICIAS
#129Aniversario Famosa modelo de la escena nacional llega a Puerto San Martín

#129Aniversario Famosa modelo de la escena nacional llega a Puerto San Martín

Junto a otras mannequins estará en en la muestra de cortes, estilos y peinados a cargo del coiffeur Héctor Gabriel Sánchez

Drogado, se creyó luchador de UFC y rompió el blindex de la comsaría de Puerto San Martín de una patada

Drogado, se creyó luchador de UFC y rompió el blindex de la comsaría de Puerto San Martín de una patada

El hombre fue llevado entre forcejeos a sede policial luego de amenazar a camioneros que ingresaban y salían de Bunge.

#VIDEO Momento en que ladrón llenó el tanque, ataca al playero y huye del lugar sin pagar un centavo

#VIDEO Momento en que ladrón llenó el tanque, ataca al playero y huye del lugar sin pagar un centavo

Luego fue atrapado por la policía. Ocurrió anoche en Granadero Baigorria. El empelado intentó detenerlo, pero resultó infructuoso. Se quedó masticando toda la bronca