Productores europeos de biodiesel se oponen al ingreso del biocombustible argentino


Productores de colza franceses y alemanes se pusieron de acuerdo para oponerse a la reapertura del mercado europeo al biodiesel argentino y anunciaron ayer que presentarán una denuncia ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

De esta manera, se oponen al anuncio que efectuó, hace una semana, la Unión Europea (UE) en su voluntad de bajar las tasas de importación al biodiesel argentino, en conformidad con una decisión de la OMC.

“Demandamos que haya un procedimiento de denuncia fast-track”, anunció Arnaud Rousseau, presidente de la Federación francesa de productores de oleaginosos (FOP). Esta vez no se trataría de un procedimiento antidumping, sino antisubvención, a imagen de la decisión tomada en agosto por Estados Unidos.

“El gobierno argentino no aplica impuestos al biodiesel para la exportación, contrariamente al aceite de soja, al que aplica una tasa del 25%”, explica un conocedor del asunto, para quien se trata de una subvención disfrazada. Tras el anuncio de Bruselas, cinco barcos cargados con biodiesel argentino han puesto proa hacia Europa, indica Rousseau, quien afirma que “el producto terminado argentino es más barato que el grano europeo”.

Fustigó la “ingenuidad” europea, en tanto que Estados Unidos ha tomado “medidas fuertes”, y subrayó que los biocarburantes representan 200.000 empleos en Europa, de los cuales 20.000 están en Francia.

 

10