Un miércoles casi primaveral que anticipa lluvias pasajeras y un finde -hay que decirlo- bastante fulero


El amanecer con un cielo celeste pero surcado por algunas nubes se irá tapando con el correr de las horas para abrirle paso a la lluvia.

Así lo anuncia el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que indica que a las 7 el termómetro marcó 9,7 grados (la térmica era un grado menos) con un 92 por ciento de humedad. La máxima esperada es de 18 grados.

En tanto, el jueves estaría inestable con precipitaciones, con una mínima de 11 y una máxima de 20. La posibilidad de chaparrones se mantendría hasta el sábado.

10