Una mamá denunció que dos ladrones quisieron arrebatarle, de sus manos, a su pequeño bebé

Ocurrió este fin de semana, a plena luz del día, en Granadero Baigorria, mientras caminaba para hacer un mandado

Este pasado sábado, en horas de la mañana, una mamá que caminaba con su bebé en brazos atravesó una pesadilla.

Ocurrió en Granadero Baigorria, en las calle 12 de Octubre (a metros de la ruta 11) cuando, de pronto, se le apersonaron dos delincuentes, en moto, y se le arrojaron para quitarle la mochila.

Al negarse y resistirse, los cacos entonces amenazaron con quitarle al nene de dos años que llevaba en sus brazos y comenzaron a tironear de él, por lo que recién entonces cedió y dejó que se llevaran sus pertenencias.

“Soltá al nene”, reconoció la madre que le decían los malvados.

Tras huir del lugar, los ladrones arrojaron la mochila a los pocos metros una vez obtenido el dinero que portaba en su interior.

Más allá del susto y el mal momento, madre e hijo no sufrieron lesiones físicas.

Fuente: Baigorria Informa

 

MÁS NOTICIAS
“El ajuste que hace este gobierno sobre el pueblo, se lo regala a las agroexportadoras”

“El ajuste que hace este gobierno sobre el pueblo, se lo regala a las agroexportadoras”

Edgardo Quiroga, referente histórico del movimiento sindical local, arremetió contra la principal industria de la región

#ParoGeneral: Escasa actividad comercial en el Cordón Industrial a primera hora de hoy

#ParoGeneral: Escasa actividad comercial en el Cordón Industrial a primera hora de hoy

La avenida San Martín, en San Lorenzo, centro comercial por excelencia, muestra un panorama poco habitual con muchos comercios cerrados

Gabriel Strumia pasa sus días preso a la espera del juicio y preocupado por la salud de su esposa

Gabriel Strumia pasa sus días preso a la espera del juicio y preocupado por la salud de su esposa

El principal acusado por la muerte de Paula Perassi está detenido en Piñeiro. “Está muy deprimido porque su esposa no está bien”, confió su abogado a SL24. Se abrió una cuenta de Instagram a su nombre.