Con mala cara y sin poder despedirse de los hinchas, Mascherano se fue del Barsa


El sanlorencino Javier Mascherano no pudo despedirse de los hinchas catalanes ya que el técnico lo dejó en el banco. Al Jefecito se le notó enfadado en la goleada del Barcelona por 4 a 1 contra el Deportivo La Coruña.

Mascherano, tras siete años de vestir la camiseta del Barcelona, se va al Hebei Fortune de China. El sanlorencino decidió partir porque quiere jugar la mayor cantidad de partidos en el semestre previo al Mundial de Rusia 2018.

En el Barsa, Masche disputó 332 partidos (un total de 26.590 minutos oficiales). Sin embargo, el director técnico no le dio la oportunidad para entrar y recibir la ovación merecida. El defensor estaba listo para jugar después de que se recuperó de una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna derecha.

10