Deciden hoy la continuidad de las tarjetas de crédito para la compra de combustibles

Las estaciones de servicio acusan altos gastos financieros. En la zona, algunas se adelantaron a esta determinación, como la Shell de San Martín y Alem


Hoy, propietarios de estaciones de servicio de todo el país se reúnen para determinar si en el futuro continuarán expendiendo combustible con tarjetas de crédito.

Es que, según admiten, el costo financiero es muy alto e impactan directamente sobre sus “magras” ganancias. Según lo apuntado, las entidades crediticias se quedan con una comisión de 1,5 por ciento y el plazo de pago es 28 días.

“Vemos que no podemos financiar algo que pagamos al contado y después financiamos durante 28 días”, indicó Pablo Bornoroni, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines (Fecac), quien admitió que el 60% de las ventas en todo el país se efectúan con el plástico.

Precisamente, la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), entidad que reúne a todas las cámaras y federaciones del país, es la sede para el debate, que incluye la suspensión de dicho medio de pago.

“Es una posición que estuvimos hablando ya con la Federación de Rosario y Santa Fe”, acotaron.

Adelantándose a esta posición, y por decisiones personales, algunos estacioneros ya tomaron esa actitud. Para el caso, vale citar a la estación de servicios Shell de San Martín y Alem, que desde hace varios días no expenden combustible ni artículo alguno de su Shopp con tarjeta de crédito, alegando que no le funciona el postman; al menos es lo que deben explicar los empleados por obligación de sus patrones.

¿Qué hacer en estos casos? El comprador bien puede radicar alguna denuncia en los canales de defensa al consumidor, pues no hay una determinación corporativa que impida la venta con tarjetas, aunque también es digno señalar que cualquiera tiene la potestad de decidir como cobrar su mercancía. En todo caso, lo mejor, es optar por otro sitio y abandonar su cartera de cliente.

 

10