Cominelli se mantiene firme con los despidos en municipio beltranense y no hay reacción gremial

El nuevo intendente recortó la planta en 40 personas, 10 efectivos y 30 contratados. A casi un mes de las primeras cesantías, no hay reclamo sidnical, huelga o movilización

La nueva dependencia de la Municipalidad fue lugar elegido para una protesta que jamás se concretó.

A casi un mes de los primeros despidos comunicados por el flamante intendente de Fray Luis Beltrán, Mariano Cominelli, no hay, hasta hoy, una reacción sindical o particular de los damnificados por la mediado política adoptada a días de asumir el poder.

En total, recortó en 10 personas la planta permanente y en 30 la de contratados. Para el primero de los casos, alegó que tales nombramientos no están justificados por concurso alguno, sino que respondieron a una decisión unipersonal de la mandataria anterior (Liliana Canut), mientras que para el segundo, explicó que son cargos que, por el momento, son prescindibles. Además, expuso que la cantidad de agentes excede el presupuesto.

Desde que se inició este proceso, a la fecha, de todos los despedidos se reincorporaron a tres, quedando las cifras finales en las indicadas. Por entonces, los sindicatos municipales que lideran Edgardo Quiroga, por un lado, y Miguel Santa Cruz, por el otro, intervinieron y “negociaron” la vuelta a sus puestos de trabajo, pues eran afiliados a sus gremios. Pero luego de ello, no volvieron a pedir por el resto.

Tampoco lo hizo la CGT San Lorenzo, que más allá de la solidaridad expresada, como por ejemplo también para los cesanteados en Fábrica Militar, no movilizó ni convocó a medida de fuerza alguna para que Cominelli varíe su posición. Vale recordar que cuando Daniel Cinalli asumió la intendencia de Capitán Bermúdez, tomó una medida similar y por entonces, ni el sindicato local ni el confederal, presididos ambos por Jesús Monzón, hizo pedido alguno por esos desdichados.

El pasado lunes, los mismos despedidos habían anunciado una marcha de protesta en las puertas de la Municipalidad, pero la convocatoria quedó trunca, sin dar explicación alguna.

Al arribo a la intendencia, el nuevo intendente, de sello peronista,  debió enfrentar un paro de actividades de sus empleados ante la imposibilidad de pagar los sueldos en tiempo y forma. Asumió el 10 de diciembre, y ese mismo día, los sindicatos le declararon una huelga. Tras algunos días de gestiones, y ante la posibilidad de tomar una deuda ante la Provincia, se le giró un adelanto de coparticipación con el que abonó salarios.

“No había un peso en el banco”, alegó para argumentar la imposibilidad de cumplir con esos haberes.

Para Cominelli, el recorte de personal no solo es “necesario” para equilibrar los recursos, sino que también impone una decisión política con la que intenta generar un antecedente para su gestión de gobierno.

 

MÁS NOTICIAS
La reina Máxima de Holanda elogió la inversión millonaria de una pyme sanlorencina

La reina Máxima de Holanda elogió la inversión millonaria de una pyme sanlorencina

En el marco de su visita a la ciudad de Buenos Aires por G20, la reina Argentina tuvo un encuentro con directivos de la empresa Brayco y sus socios de la fabrica de ladrillos HCCA, Brimax.

Sindicato volvió a denunciar el ingreso a los puertos de soja norteamericana con herbicidas mortales

Sindicato volvió a denunciar el ingreso a los puertos de soja norteamericana con herbicidas mortales

Se trata de Urgara, que identificó a las empresas Renova y Vicentín como los principales focos de posible contagio. "Que alguien del gobierno se haga cargo", indicaron

Emoción y gran fiesta en Timbúes por la celebración de la XIII edición de la Misa Criolla

Emoción y gran fiesta en Timbúes por la celebración de la XIII edición de la Misa Criolla

Se realizó el fin de semana en el en el Polideportivo Comunal con la presencia de importantes artistas sobre el escenario