Fábrica de la región que cerró casi un año atrás volvió, ayer, a abrir sus puertas y producir

Se trata de la ex Sancor, en Centeno, que pasó a man os de la firma La Tarantela. Alrededor de cuarenta empelados regresaron a sus puestos labprales

La ex planta que SanCor tenía en la localidad de Centeno se reabrió y hoy produjo la primera tanda de quesos, a casi un año de cerrarse.

En noviembre pasado había comenzado la reactivación del predio, con tareas de mantenimiento, de la mano de los cerca de 40 empleados que quedaron de la ex Sancor.

Ahora, sus nuevos dueños, La Tarantela, concretaron la primera partida de productos, que ayer salió de fábrica.

El presidente comunal de Centeno, Juan Gufi, anunció que se elaboraron los primeros 4500 kilos de queso para la nueva firma.

La Tarantela es una fábrica de quesos ubicada en la localidad bonaerense de Navarro, que distribuye sus productos en el conurbano y en la ciudad de Mar del Plata.

Cabe destacar que Sancor había cerrado la planta el pasado 7 de marzo de 2017, y desde entonces, algunos empleados aceptaron retiros voluntarios y relocalizaciones, pero otros se quedaron a “pelearla” y hoy retornaron a sus puestos de empleo.

Fuente: InfoMas

MÁS NOTICIAS
El conductor que mató a una nena de 11 años en Bermúdez permanecerá preso

El conductor que mató a una nena de 11 años en Bermúdez permanecerá preso

Manual Ávalos de 42 años atropelló a Irupé López el martes pasado y se escapó del lugar del accidente tras hacerlo. Venía realizando maniobras “imprudentes” y tenía vencido su carnet de conducir.

Provincia fijó posición sobre el derrame de aceite en el Paraná

Provincia fijó posición sobre el derrame de aceite en el Paraná

A través del Ministerio de Medio Ambiente, el Estado provincial llegó a la zona para ver lo sucedido el pasado martes.

Derrame de aceite tiñó el río de color naranja en Puerto San Martín

Derrame de aceite tiñó el río de color naranja en Puerto San Martín

La sustancia viene de la empresa Buyatti, alcanzó una alcantarilla y terminó, vía desagüe, en las aguas del río a metros del muelle de la empresa Bunge. Confirman que no es una sustancia contaminante.