Familiares y operarios de Cofco pidieron justicia en las puertas de la fábrica explotada


Alrededor de medio centenar de personas, familiares y amigos de los operarios lesionados en la explosión acontecida hace una semana atrás en la ex Nidera, se concentraron ayer en las puertas de la fábrica de Puerto San Martín para reclamar que la Justicia “investigue lo ocurrido” y para que siniestros como el acontecido “no vuelva a repetirse”.

A ellos se sumaron algunos operarios en actividad, que se solidarizaron con los heridos y con los dos fallecidos.

La convocatoria fue lanzada por algunos familiares de las víctimas y lo informaron a través de las redes sociales y algunos medios de comunicación, es decir, no hubo una planificación detallada, y ello pudo observarse por la cantidad de personas que respondieron a tal llamado, relativamente pocas, y a la ausencia de organizaciones políticas y sindicales,  a excepción de una media docena de militantes del Partido Obrero y de algún otro partido de izquierda.

Para muchos sorprendió la ausencia de dirigentes del Sindicato de Aceiteros (SOEA), entidad que fue la primera en denunciar irregularidades en materia de seguridad e higiene laboral (“hace meses que hay incendio en los silos”, dijeron), presunto motivo de la explosión. Sin embargo, el gremio a tomado una posición algo distante en este tema, y para ello, vale recordar que el pasado viernes, día en que la CGT San Lorenzo determinó un paro en la región -por lo sucedido en Cofco- no se movilizaron, a pesar de haberlo anunciado que lo harían, 24 horas antes.

Lo que los familiares de las víctimas volvieron a denunciar es la falta de controles en seguridad laboral. “Nunca vimos inspectores del Ministerio de Trabajo o de las ART; los focos de fuego eran contenidos por un par de personas de la empresa, nada más”, describió uno de los trabajadores de la cerealera.

Tras la concentración frente a la fábrica, y el despliegue de algunos carteles con leyendas alusivas contra la multinacional, los movilizados se desconcentraron sin anunciar alguna otra marcha.

 

 

 

10