Mareos al viajar: por qué ocurren y cómo evitarlos

La mayoría de las personas ha padecido alguna vez en su vida la llamada cinetosis al trasladarse por aire, por tierra o por mar

Marearse -o tener síntomas de malestar- mientras se está viajando en algún vehículo en movimiento es más común de lo que parece. Auto, tren, micro, avión o barco, cualquiera de esos transportes son facilitadores de este síndrome conocido como cinetosis o “Motion Sickness”, en inglés.

Es provocada por movimientos externos o del campo visual, de aceleración y desaceleración lineal y angular repetitivas. Es un trastorno producto del movimiento, ya sea por mar, aire o tierra, o incluso por algunas atracciones como el cine, sobre todo el 3D.

Quienes se encuentran entre la franja etaria de los 2 años y los 15 años son los más propensos a padecerla, y aunque hay una mayor incidencia en el sexo femenino, nadie está exento. Por eso, todo aquel que tenga malestares gástricos, náuseas, vómitos y dolor de cabeza probablemente se encuentre bajo el halo de este cuadro clínico.

Los síntomas varían de un individuo a otro y van desde náuseas y/o vómitos, palidez, sudoración, cefalea, sensación propiamente dicha de vértigo, aumento de la salivación, apatía, ataxia con aumento de la base de sustentación, hasta somnolencia, reducción de tono y motilidad, eructos e hiperventilación.

Aunque no se ha encontrado un origen específico, muchos especialistas sugieren que puede ser causado por un desequilibrio entre las referencias sensoriales, principalmente las conexiones que se dan a nivel del sistema visual y vestibular -parte del cerebro que detecta el movimiento y advierte que el cuerpo se desplaza- que antes de que se produzca este desbalance, activan algunas áreas del cerebro que producen mareos.

La neuróloga Gabriela Ferretti (MN 1.108) explicó a Infobae la existencia de diversos estudios que han relacionado la frecuencia de las migrañas con una mayor probabilidad de sufrir cinetosis. “Hay algunos estudios realizados a gemelos que demostraron que hay una gran variación individual en la susceptibilidad de base genética, con un rango de herencia en un 70%”, aseguró la experta.

Al balanceo natural de un vehículo, se suman otras situaciones propias de un viaje que favorecen una posible cinetosis. Un horizonte en movimiento, mala ventilación, exceso de monóxido de carbono o vapor en el aire y miedo o ansiedad.

Claudio Waisburg (MN 98.128) neurólogo y director médico Instituto SOMA, explicó a Infobae que muchos de los síntomas de este trastorno son una reminiscencia de un ataque de migraña. “Cuando el individuo cierra los ojos la conflictividad de señales de movimiento se reduce al campo visual y somatosensorial, pero aumenta la gravedad de los síntomas dado que no existe el efecto visual sinérgico y predictivo. Los movimientos de la cabeza son de primaria importancia, y directamente proporcionales, en la generación de la cinetosis”, aseguró a este medio.

“Este fenómeno se genera porque el individuo no sólo ejerce un estímulo vestibular mayor, sino que somete a su integrador sensorial a efectos añadidos de tipo Coriolis. La señal alterada resultante activa el sistema en el centro del vómito. De esta forma la repetición de estímulos incongruentes provoca la aparición de un modelo de expectativas nuevo, que será almacenado y comparado con los estímulos venideros. Esto explicaría la disminución de la sensación con la repetición de los viajes, por eso se lo considera un proceso de habituación”, agregó.

Tips y consejos para prevenir mareos y malestar en los viajes

Una de las recomendaciones más usuales que suelen dar los especialistas es cambiar la posición de la vista al viajar, pero a esta medida se le pueden sumar otras tales como no viajar con el estómago lleno, ingerir comidas livianas o reducir al mínimo la ingesta de todo tipo de líquidos.

No leer ni mirar la pantalla del celular, tablet o computadora, evitar bruscos movimientos de la cabeza durante el viaje, viajar recostado y elegir la zona de menor movimiento del vehículo como la parte delantera de autos, aviones, micros y vagones de tren son algunos de los mejores consejos para evitar la aparición de síntomas.

¿Se puede tratar?

Waisburg aseguró que en la mayoría de los individuos, la condición se diagnostica clínicamente por una historia de sentirse mal, con náuseas o vómitos durante el viaje por carretera, aire o agua. “Un correcto diagnóstico es importante cuando los mareos y la enfermedad continúa más allá de la duración del viaje. En algunos casos esto podría ser debido a infecciones virales o del oído interno llamado laberintitis u otras enfermedades”, dijo.

“Esto debe ser diagnosticado y tratado tan pronto como sea posible. De esta forma el tratamiento de la enfermedad de movimiento incluye dos enfoques generales: autocuidado y medidas de prevención y terapia de medicamentos”, agregó.

La neuróloga Gabriela Ferretti señaló que las medidas conductuales simples suelen ser suficientes para resolver esta problemática. Exponer a las personas de manera progresiva al mismo estímulo, de manera constante favorece de positivamente el mecanismo de tolerancia, aunque los medicamentos de tipo antihistamínicos de mejor respuesta son la cinarizina y el dimenhidrinato.

MÁS NOTICIAS
San Lorenzo: Un auto a gran velocidad se incrustó dentro de un negocio

San Lorenzo: Un auto a gran velocidad se incrustó dentro de un negocio

En el medio día de hoy, un joven de 19 años de edad a bordo de un Ford Focus circulaba a gran velocidad por Avenida San Martín, por causas que se tratan de establecer terminó incrustado dentro de un local destrozando todo.

Fray Luis Beltrán: Cruzó el alambrado y mató a su vecino

Fray Luis Beltrán: Cruzó el alambrado y mató a su vecino

En la mañana de hoy un joven de 28 años fue encontrado por su mujer muerto en el patio de su casa, testigos identifican al vecino como autor del asesinato.

Ricardone: Detienen un vecino con pájaros exóticos en “deplorable estado”

Ricardone: Detienen un vecino con pájaros exóticos en “deplorable estado”

Personal de investigaciones llevó adelante una investigación logrando recuperar 116 aves en "estado deplorable de albergue"