Mató y descuartizó a su ex pareja para luego cocinarla y guardarla en la heladera


Así hallaron los trozos del cuerpo de la víctima: algunos estaban cocinados y envueltos dentro de una heladera.

Magdalena Aguilar Romero estuvo desaparecida nueve días. Pero el mismo día que la familia se disponía a hacer una nueva marcha para pedir por ella, la policía decidió inspeccionar el restaurante que su ex pareja tenía en la ciudad turística de Taxco, México. En ese lugar la encontraron, por partes, en bolsas de plástico y cacerolas dentro de una heladera.

La brutalidad del crimen conmueve a México.

La víctima no solamente fue asesinada, sino que estaba descuartizada. Y después, la cocinaron.

Las extremidades de la mujer estaban en una olla sobre una parrilla, la pelvis en una bolsa de plástico y el resto del cuerpo semi congelado en la heladera.

Su ex esposo y dueño del local donde encontraron a la víctima, César Gómez Arciniega, se convirtió en el primer y único sospechoso de la investigación, y hasta el momento permanece prófugo.

El fiscal abrió una causa por el delito de femicidio y, si lo encuentran culpable, Arciniega podría pasar al menos 40 años en prisión.

La última señal de vida que se tuvo de la nutricionista fue el 13 de enero. Ese día, cerca de las 5 de la tarde, llamó a su mamá y le avisó que iba a pasar a buscar a sus hijos por la casa de su ex marido y después se encontrarían con ella en la iglesia del municipio. Nunca llegó a la cita.

Fuente: La Capital

 

10