Ricardone: lo sorprendieron cuando dormía, lo ataron a la cama y le desvalijaron la casa


Un vecino vivió un violento robo en su domicilio, el pasado miércoles 27 de diciembre a las 8.30 de la mañana. Según pudo saber SL24, el hombre había llegado minutos antes de trabajar y estaba durmiendo. Estaba sólo en su casa, puesto que su esposa se había ausentado junto al pequeño hijo de ambos.

Y en ese momento arrancó la pesadilla. Al menos tres hombres ingresaron a su domicilio. Barretearon el portón del garaje y estacionaron el auto que utilizaban dentro del mismo. El dueño de casa no escuchó nada hasta allí y recién despertó cuando dos de los rufianes lo sostenían, dentro de la pieza.

Allí, mientras uno de ellos lo ataba, golpeaba y mantenía quieto, el segundo revolvía toda la pieza en busca de objetos de valor y dinero. Y a la par, otro delincuente hacía lo mismo en el resto de la casa. Según trascendió, los delincuentes pedían una suma cercana a los $ 100.000, dinero que no había en la vivienda.

Lo que pareció durar una eternidad fueron unos cuantos minutos. Todo terminó cuando los rufianes cargaron su auto con un cuantioso botín y escaparon. Se llevaron, entre otras cosas, unos $ 5.000 en efectivo, televisor, guitarras eléctricas, equipos de música, herramientas eléctricas, una aspiradora, varias gaseosas y comida que había en la heladera.

El dueño de casa quedó tirado en su cama, con las manos atadas en la espalda.

Al cabo de unos minutos, cuando el silencio evidenciaba que los delincuentes se habían ido, logró incorporarse y, a través de una ventana, lanzar un grito de auxilio. Fue ahí cuando un albañil, que trabajaba en una obra cercana, se acercó para socorrerlo.

Luego de ser liberado de las ataduras, con el teléfono de su improvisado héroe, el dueño de casa avisó a la policía a su esposa de lo sucedido.

 

10