Supeh negó discriminación hacia parejas de mujeres que se besaron en su camping, pero igual hay denuncia en el Inadi


El fin de semana anterior (sábado 6 y domingo 7 de enero), un grupo de chicas, integrado por tres parejas, denunció a las autoridades del camping que el Sindicato Único Petrolero e Hidrocarburífero (Supeh) posee en Oliveros, por discriminación, luego de ser advertidas por besarse en la pileta, y solicitar terminar con dicha actitud.

Tras la exposición pública del caso,  la Subsecretaría Provincial de Políticas de Diversidad Sexual y el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi), por intermedio de su  titular, Esteban Paulón, y un abogado, respectivamente, se reun ieron con las mujeres para iniciar la denuncia formal y plantear “acciones de concientización”.

Otro que participó del encuentro fue el gremio, que rechazó la acusación por discriminación y aclaró que el camping está concesionado, pero igual pidieron disculpas.

“No hubo una actitud discriminatoria por parte de los empleados; unas mujeres que estaban en el camping se quejaron y el personal transmitió el reclamo, solo eso. No queremos que vuelva a pasar”, explicó Gerardo Canseco, secretario general del Supeh.

Además, se puso a disposición del área de diversidad sexual para colaborar en las acciones que vayan a implementar.

“Hubo una reacción casi unánime para que entendamos que una sociedad tiene derechos como el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género. Hay que trabajar hacia una visibilidad cotidiana para lograr una igualdad real y para que las libertades no queden en una ley. Tiene que ser un ejercicio cotidiano para que una persona puede estar en cualquier ámbito sin ser mirada diferente”, explicó, por su parte, Paulón.

 

10