Los sueldos más altos conservarán más plata con la nueva alícuota del Impuesto a las Ganancias

De esta manera, los que ganan más sugerirán ganado más en relación a los que menos cobran. Dicho de otro modo, se les descontará menos dinero

Con los cambios introducidos en las alícuotas por Ganancias, a igual aumento salarial, los sueldos más abultados ganarán más poder adquisitivo que los más bajos.

Según un estudio realizado por la Fundación Mediterránea, quienes ganen más de $ 60.000 mejorarán su salario real, aunque la paritaria termine un par de puntos por debajo la inflación.

No sólo son los ajustes en las tarifas, también los cambios impositivos podrían impactar negativamente en la economía doméstica durante este año.

Tras una abrupta caída en términos reales durante 2016 (-5,9%), los salarios iniciaron una recuperación en 2017 (+3,1%). Los que avancen o retrocedan este año, en tanto, estará atado no solamente a la relación entre aumentos e inflación sino también al impacto de las cambios en Ganancias.

El aumento del 28% en las deducciones personales (mínimo no imponible, deducción especial y las cargas de familia) y las alícuotas aplicables en el impuesto a las Ganancias implica que, para un aumento salarial menor a ese porcentaje, a quienes pagan el impuesto se les reduce la carga tributaria.

Pero, por como afecta Ganancias a los salarios, ese ‘beneficio’ tiene un impacto mayor en los sueldos más altos.

Un informe de la Fundación Mediterránea estimó la incidencia del mencionado cambio impositivo  sobre el poder adquisitivo de distintos niveles salariales considerando tres posibles escenarios de aumentos (15%, 17% y 19%), y una inflación anual del 17%, menor a la que proyecta el mercado pero que es la que se puso como meta el Gobierno.

Los resultados del ejercicio muestran que -suponiendo una inflación del 17%- el poder adquisitivo de los trabajadores solteros con ingresos iguales o menores a $ 40.000 mensuales, “podría caer hasta 1,7% en 2018, si los salarios aumentan 15%”; mientras que “podría subir hasta 2,8%, si se incrementan un 19%”.

En cambio, distinto es el caso de los salarios mayores a $ 40.000, que podrían tener una “mejora en el poder adquisitivo” aún si el aumento salarial nominal resulta “dos puntos por debajo de la meta inflacionaria” fijada por el Gobierno, por efecto de la menor presión fiscal que supondrá el impuesto en cuestión.

El anterior resultado tiene que ver con el hecho que las deducciones del impuesto aumentan 28,8% en 2018, de modo que con subas salariales por debajo de ese guarismo, el impuesto a las ganancias tiende a suponer menor carga en el presente año.

Fuente: El Cronista

MÁS NOTICIAS
“El ajuste que hace este gobierno sobre el pueblo, se lo regala a las agroexportadoras”

“El ajuste que hace este gobierno sobre el pueblo, se lo regala a las agroexportadoras”

Edgardo Quiroga, referente histórico del movimiento sindical local, arremetió contra la principal industria de la región

#ParoGeneral: Escasa actividad comercial en el Cordón Industrial a primera hora de hoy

#ParoGeneral: Escasa actividad comercial en el Cordón Industrial a primera hora de hoy

La avenida San Martín, en San Lorenzo, centro comercial por excelencia, muestra un panorama poco habitual con muchos comercios cerrados

Gabriel Strumia pasa sus días preso a la espera del juicio y preocupado por la salud de su esposa

Gabriel Strumia pasa sus días preso a la espera del juicio y preocupado por la salud de su esposa

El principal acusado por la muerte de Paula Perassi está detenido en Piñeiro. “Está muy deprimido porque su esposa no está bien”, confió su abogado a SL24. Se abrió una cuenta de Instagram a su nombre.