Funcionario de la región pidió disculpas por accionar delictivo de su hijo

El muchacho pintarrajeó puertas y ventanas de una escuela, y dañaronn bancos y pupitres. “Soy responsable de los actos de mi hijo”, dijo

El hijo del presidente comunal de Serodino, Juan Pío Drovetta, fue encontrado culpable de los hechos vandálicos que se registraron en el interior de la escuela secundaria de esa localidad.

Así lo reconoció su propio padre, quien escribió en su cuenta de Facebook: ““Lamentablemente tengo que informar a la comunidad que he encontrado a los culpables del lamentable episodio sucedido en la escuela secundaria. Quiero comunicar que mi hijo y algunos de sus amigos son los responsables de lo acontecido. Ya he comunicado a las autoridades educativas y policiales para que se tomen todas las medidas que estimen convenientes y necesarias”.

Los daños fueron cometidos anteanoche y descubiertos ayer por la mañana en la escuela de enseñanza media nº 216. En el lugar se hallaron pintadas contra puertas, ventanas y paredes.

La directora de la institución realizó la denuncia policial en la comisaría local.

“Anoche llamé a la directora y a la policía para comentarles lo sucedido. Propuse, a modo personal, que realicen tareas comunitarias para reparar el hecho”, concluyó Drovetta.

Fuente: InfoMas

MÁS NOTICIAS
Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Es sabida la crisis por la que atraviesa aquella nación y la cantidad de refugiados esparcidos por el mundo. Un caso conmovedor tanto por quien recibe como por quien da

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

En San Lorenzo será esta tarde en la esquina de los bancos a las 18. “Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”, manifiestan.

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Miserable ataque de dos supuestos simpatizantes de Central, que huyeron del lugar tras el ataque. Ocurrió en Roldán, luego que los "canayas" ganaran la Copa Argentina