Volcó en Roldán el auto en el que viajaba el hijo del periodista Rolando Graña

Fue esta mañana en la autopista Rosario-Córdoba. El joven viajaba junto a su novia. Se quedó dormido, mordió la banquina y tumbó

A primera hora de la mañana hoy, el hijo del periodista porteño (América) Rolando Grana fue protagonista de un accidente de tránsito en jurisdicción de Roldán.

El siniestro aconteció sobre la autopista Rosario-Córdoba, en el kilómetro 312, y los motivos obedecieron a que su conductor se quedó dormido, lo que hizo que el auto mordiera la banquina y tumbara.

Así lo reveló el periodista televisivo: “Según alcanzó a contarme, iba manejando cuando empezó a quedarse dormido, mordió la banquina y volcó”.

El joven tiene 24 años y se llama Tadeo Graña, e iba en compañía con su novia sobre la mano con destino a Córdoba.

El periodista es el dueño del auto que sufrió el impacto y se lo había prestado a su hijo para que pueda viajar. “Cuando mordió la banquina intentó volver y no lo logró, se fue para una zanja y volcó de un lado”, detalló.

Los ocupantes sufrieron solo lesiones leves y regresaron a Capital Federal. El coche sufrip serios daños en su trompa.

 

MÁS NOTICIAS
Salía de su casa en el auto y otro vehículo la llevó por delante en espectacular choque

Salía de su casa en el auto y otro vehículo la llevó por delante en espectacular choque

Sucedió anoche en Granadero Baigorria, en el barrio Los Naranjos. Uno de los conductores tuvo serias lesiones

Murió la mujer que fue atropellada por un tren y que andaba por las vías con auriculares puestos

Murió la mujer que fue atropellada por un tren y que andaba por las vías con auriculares puestos

Caminaba escuchando música a alto volumen y no se percató que venía el convoy. Fue internada y operaba en el Clemente Álvarez, en Rosario. Falleció esta tarde

De terror: encontraron a un cienpiés venenoso dentro de la habitación de una niña

De terror: encontraron a un cienpiés venenoso dentro de la habitación de una niña

Vecinos de calle Tucumán de Maciel encontraron un escolopendras (ciempiés) con un par de colmillos venenosos. En este caso, la alerta fue mayor ya que la especie fue hallada en la habitación de una pequeña.