Cargill: “Confiamos en no vernos obligados a sufrir nuevas interrupciones”

La multinacional confirmó el inicio de acciones judiciales a trabajadores y dirigentes gremiales que agredieron a personal de la fábrica, ayer, en sede de la cartera laboral rosarina

En un comunicado de prensa difundido en las últimas horas, la multinacional sostuvo que la suspensión de las operaciones y de su personal, durante los últimos 5 días en las plantas de Villa G. Gálvez y Punta Alvear, “obedeció a no poder garantizar las condiciones adecuadas para operar de forma segura, luego de sufrir más de 80 paros sorpresivos e intermitentes en las últimas dos semanas”.

Y a reglón siguiente, indicó: “Confiamos en no vernos obligados a sufrir nuevas interrupciones”.

En el mismo comunicado, Cargill repudió “profundamente las agresiones sufridas por personal de la empresa a la salida de una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Provincia” (ayer, en su sede de Rosario).

“Entendemos que estos hechos atentan contra el canal de diálogo que se busca mantener. Asimismo, iniciaremos las acciones judiciales correspondientes para que los responsables reciban las sanciones que corresponden”, concluyó.

MÁS NOTICIAS
Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Es sabida la crisis por la que atraviesa aquella nación y la cantidad de refugiados esparcidos por el mundo. Un caso conmovedor tanto por quien recibe como por quien da

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

En San Lorenzo será esta tarde en la esquina de los bancos a las 18. “Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”, manifiestan.

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Miserable ataque de dos supuestos simpatizantes de Central, que huyeron del lugar tras el ataque. Ocurrió en Roldán, luego que los "canayas" ganaran la Copa Argentina