Cargill volvió a cerrar sus fábricas luego que el gremio aceitero retomara los paros


Tal como sucediera días atrás, la firma Cargill volvió a suspender sus actividades en las plantas ubicadas en Villa Gobernador Gálvez, Punta Alvear y Bahía Blanca a razón que el Sindicato de Aceiteros retomara su plan de lucha para rechazar la treintena de cesantías que la agroexportadora ejecutó en estas plantas industriales, cargos que, de acuerdo a lo señalado, serían reemplazados por nuevo personal.

Los paros que dispuso el gremio son intermitentes y de diversa duración, rotativos de acuerdo a cada día, y con presencia en sus lugares de trabajo.

Esta situación llevó a que Cargill determinara el cese de sus operaciones industriales hasta fin de mes y, durante este período, sus trabajadores quedan suspendidos y sin goce de sueldo.

“Cargill S.A.C.I. informa que por no estar dadas las condiciones para operar de manera segura para las personas, instalaciones y procesos, como resultado de haberse reanudado los paros intermitentes, de duración variable y en distintas áreas de trabajo de sus plantas, a lo que se han unido manifestaciones de violencia física, verbal y amenazas contra el personal de la empresa,
dentro y fuera de sus instalaciones, se ve obligada nuevamente a interrumpir las operaciones de sus plantas de molienda de Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca desde el 19 al 29 de abril de 2018 inclusive, reiniciando las actividades el día 30 de abril de 2018 en el primer turno. Consecuentemente, el personal será suspendido sin goce de haberes por igual lapso”, detalló la cerealera norteamericana a través de un comunicado de prensa.

 

10