Entre hoy y mañana se resuelve la quiebra de Oil Combustibles ¿Y después que pasará?


¿Volverá Oil a la producción y a encenderse la tradicional llama del sistema de venteo? Desde hace dos meses, todo está parado.

Esta semana será clave para delinear el futuro de la refinería de San Lorenzo, en manos de Oil Combustibles.

Es que vence el plazo de salvataje dispuesto por el juez que interviene en la quiebra de la petrolera (perteneciente al Grupo Indalo, del kirchnerista Cristóbal López) y, hasta ahora, no hubo un solo interesado que haya solicitado ser tenido en cuenta en este proceso.

Si bien hay varias firmas con interés cierto en quedarse con el predio, no lo harán antes que quiebre. ¿Por qué? Es que si aceptan la propuesta de la justicia, para evitar la quiebra, quien adquiera la petrolera deberá pagar la deuda impositiva pre y post concursal, hoy evaluada, intereses incluidos, en más de 20.000 pesos, pagaderos, como máximo, en no más de 12 cuotas mensuales.

Ahora bien, al instante que la Justicia declare la quiebra, esos mismos interesados podrán realizar algún tipo de oferta, sin que asuma semejante deuda, como tampoco, cualquier otra devenida con proveedores e incluso con los trabajadores.

Aunque pocos lo digan, hay algo seguro: quien se haga cargo de las instalaciones situadas en San Lorenzo reorganizarán el negocio. Incluso podría ser más de una empresa, dividiéndose sectores y áreas de producción.

Posiblemente, muchos de los actuales operarios continuarán con alguna relación laboral y muchos otros, no.

Tal como adelantó SL24 la semana pasada, entre esos interesados figuran Trasfigura, YPF, Pamapa Energía y hasta la delegación paraguaya de Lukoil, entre otros.

 

10