Otro auto tumbó en la autopista Rosario-Santa Fe con padre e hijo fracturados

Fue en jurisdicción de Oliveros, poco antes de la medianoche. El siniestro se produjo por el reventón de un neumático

Así quedó el auto siniestrado, ruedas para arriba, después que reventara un neumático y su conductor perdiera el control (Foto: gentileza Info Mas).

Anoche, poco antes de la medianoche, un nuevo accidente vial se produjo sobre la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura de Oliveros (kilómetro 42).

En el lugar, un coche tumbó y dos de sus ocupantes se fracturaron.

El auto quedó volcado a un costado de la traza, en sentido norte-sur, tras reventar un neumático, lo que hizo que el conductor perdiera el control.

Las lesiones más graves se la llevaron el chofer, con fractura en su brazo izquierdo, y uno de sus hijos, de 13 años, que se fracturó un dedo de la mano.

También viajaban la esposa del conductor y otro hijo, de 15 años, además de una joven de 24.

Se trata de una familia oriunda de la localidad de Villa Constitución.

Un día antes, casi en el mismo lugar, tuvo lugar un trágico accidente en el que resultara fallecido el conductor de una moto.

.

MÁS NOTICIAS
Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Quién es el timbuense que albergó y dio trabajo a dos venezolanos exiliados

Es sabida la crisis por la que atraviesa aquella nación y la cantidad de refugiados esparcidos por el mundo. Un caso conmovedor tanto por quien recibe como por quien da

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

Tras la denuncia contra Darthés, “silbatazo” contra el abuso sexual en todo el país

En San Lorenzo será esta tarde en la esquina de los bancos a las 18. “Nunca más tendrán la comodidad de nuestro silencio”, manifiestan.

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Tiran bombas de estruendo en el interior de su casa solo por ser un hincha de Newell’s

Miserable ataque de dos supuestos simpatizantes de Central, que huyeron del lugar tras el ataque. Ocurrió en Roldán, luego que los "canayas" ganaran la Copa Argentina