Sindicato Aceitero contraataca y acusa a Cargill porque posee un silo con soja ardiendo


Marcos Pozzi, delegado del Sindicato Aceitero de Rosario, acusó a Cargill de iniciar un nuevo lock out patronal.

“Nos presentamos a trabajar esta mañana, a las 6 AM, y no nos dejaron entrar. Otra vez la fábrica cierra sus puertas y esta vez ni siquiera avisaron pro un comunicado escrito en un pizarrón, como días atrás, sino una hoja impresa sin ningún tipo de valor, donde informa que la planta estará cerrada hasta el 30 de abril”, indicó en declaraciones a LT8.

El sindicalista desmintió las razones que argumentó Cargill para cerrar sus plantas de Villa G. Gálvez, Punta Alvear y Bahía Blanca, y que se basó en la falta de seguridad industrial a razón de los paros dispuestos por el gremio.

“Dice (Cargill) que no estaban dadas las condiciones de seguridad debido a los paros que viene haciendo el personal. Ayer, el Ministerio de Trabajo de Santa Fe realizó una inspección en la planta luego que denunciáramos que hay soja ardiendo dentro de una celda. El ministerio constató esa situación y la empresa dice que los inseguros somos nosotros”, agregó.

“La actitud de la empresa sigue siendo la misma. Someter a nuestro sindicato a bajarse de las luchas que llevamos adelante hasta ahora y sobre todo quebrar a la comisión interna”, concluyó Pozzi.

 

10