Accesos clandestinos en autopista Rosario-Santa Fe ¿Provincia responde a las demandas civiles y penales?

El siniestro ocurrido en Fray Luis Beltrán, entre autos que chocaron a un chancho, vuelve a exponer la irresponsabilidad de su concesionario que cobra peaje, pero no brinda servicios

Inaudito. Lo acontecido esta mañana en la autopista Rosario-Santa Fe, en jurisdicción de Fray Luis Beltrán, donde tres autos colisionaron entre sí luego que uno de ellos hiciera lo propio contra un enorme chancho que caminaba por la cinta asfáltica, no tiene explicación. O sí, y para ese caso, habrá que bucear sobre la irresponsabilidad demostrada por el actual concesionario que, a cambio del cobro de un peaje, debe brindar, entre otros servicios, una seguridad vial que no existe.

Es que el malogrado no llegó hasta el asfalto volando. No fue como recita el refrán: “cuando los chanchos vuelen”. No, todo lo contrario. El animal penetró por un acceso clandestino, de los varios que existen a la vera de la autopista. En la zona del siniestro, los hay tanto en la mano este (sentido Rosario-Santa Fe), como en la oeste (sentido Santa Fe-Rosario). Y hace mucho tiempo que eso se observa y existe, y el concesionario nada hizo al respecto.

Tiempo atrás, cuando la autopista no estaba concesionario, este tipo de accesos clandestinos eran usuales. Por entonces, la Provincia tenía a su cargo el mantenimiento de esta ruta, y fiel a la idiosincrasia de nuestra sociedad, esa situación era admitida casi por descarte, ya que exigirle a un Estado la prestación de un servicio óptimo, era (y quizás siga siéndolo) una utopía.

Sin embargo, ahora esta misma traza tiene un consorcio administrativo a su cargo. Hasta el año pasado fue privado y ahora es estatal. Pero es un consorcio al fin, que cobra peaje por transitar y que, a cambio, debe brindar una serie de servicios, como calidad en el asfalto y seguridad vial, como mínimo.

¿Nadie controla que no hayan accesos clandestino? ¿Nadie ve que los alambrados a la vera de los caminos están rotos y/o abiertos? Semejante necedad surge, por la irresponsabilidad de quienes están designados al frente de la administración de la concesión, o ante la negativo de contratar más personal para asignarle una tarea de tamaña necesidad.  Sea por una y otro razón (u otras varias más), el hecho es irrefutable: un chancho se subió a la cinta asfáltica.

Que no hay muertos o lesionados graves, es un designio de Dios. Igual, vale preguntarse si la responsabilidad civil (o penal, en un posible mañana) es asumida por el concesionario, con capital propio, o por la Provincia, con el dinero de todos los contribuyentes.

La historia de siempre, que también casi siempre se repite.

 

MÁS NOTICIAS
Lo dejaron libre tras robar por tercera vez, en pocos días, porque tiene alteraciones psíquicas

Lo dejaron libre tras robar por tercera vez, en pocos días, porque tiene alteraciones psíquicas

Esta vez se llevaba consigo una pesadísima mesa de mármol para jardín que había sustraído de una casa. No hay orden para internarlo

La historia de Ever, el pibe que robó, devolvió su botín, quedó preso, fue liberado y robó otra vez, en un solo día

La historia de Ever, el pibe que robó, devolvió su botín, quedó preso, fue liberado y robó otra vez, en un solo día

Tiene 19 años y es de San Lorenzo. Y ayer vivió en un solo día cosas que muchos no vivirían en toda una vida.

Un pueblo en alerta por la instalación de una empresa tratadora de residuos sanlorencina

Un pueblo en alerta por la instalación de una empresa tratadora de residuos sanlorencina

Un proceso similar ocurrió en la localidad de Maciel en 2015, cuando el pueblo se alzó contra la instalación de cavas impulsadas por las empresa de Capitán Bermúdez DHSH, la pelea duro más de 2 años.