“Con la suba de los aranceles al biodiesel, se deteriorará la capacidad productiva y exportadora”

Lo señaló Gustavo Idígoras, referente de la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA). Su fuerte está en la región y enfrenta una nueva crisis

Tras la confirmación del aumento de las retenciones a las exportaciones de biodisel del 8 al 15 por ciento, anunciado por el gobierno nacional y ya publicado en el Boletín Oficial, las repercusiones en el sector empresarial no fueron buenas.

Según el decreto firmado por el presidente Mauricio Macri, con esta medida se propicia “una convergencia” entre el impuesto a la exportación de biodiésel y el que se aplica a la exportación de aceite de soja a granel, actualmente en 24,5 por ciento, y al que se viene aplicando una baja gradual 0,5 puntos por mes.

Además, se explicó, que con esta suba se reabren las expectativas de recuperar el mercado norteamericano, vedado desde el año pasado cuando la gestión de Trump aplicó una alícuota desmenuzada para su importación tras entender que, el producto criollo, estaba subsidiado.

Sin embargo, esta visión es diametralmente opuesta a la de los empresarios del rubro.

El número uno de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Gustavo Idígoras, afirmó que la suba impositiva podría complicar las ventas externas y frenar los negocios con Europa, hoy el principal mercado tras el cierre del norteamericano.

“La medida tiene una clara vocación fiscal. Hoy necesitan capturar un mayor ingreso para las arcas estatales  y vieron la posibilidad en el biodiesel; claramente va a deteriorar la condición de exportación de nuestro país”, afirmó, sin titubeos, en declaraciones al diario La Nación.

Según dijo, en lo que va del año se acumulan 580.000 toneladas entre negocios realizados y por concretar, y el 90 por ciento de ese volumen tiene por destino Europa, donde, a pesar de recuperarse ese mercado, las cosas no están muy claras. El resto de los embarques fueron hacia Canadá, Perú y Malta.

Teniendo presente esa cantidad, traducido en dinero son u$s435 millones, de los cuales casi u$s35 millones serán derivados al fisco en concepto de retenciones. A partir de junio, la carga tributaria se duplicará.

Entre San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes, está radicado el grueso de las empresas de biocombustible cuya producción tiene por destino la exportación. Entre todas ellas concentra cerca del 90 por ciento del biodiesel que se vende al extranjero.  Firmas como Bunge, Molinos, Renova, Vicentín, Cargill, Cofco, Dreyfus y T6, son algunas de las firmas que condicen con este mapa.

Desde hace años desarrollaron sus plantas productoras y apostaron por un camino que se concilia con el futuro energético mundial: generar combustible ecológico y sustentable.

Pero desde su nacimiento, por una razón u otra casi siempre estuvo signada a inconvenientes. Las cargas tributarias y las políticas económicas internacionales le pusieron, y siguen poniéndola a prueba.

A pesar de estos vaivenes, nunca, hasta ahora, se puso en juego la continuidad laboral de los cientos de puestos de empleo que esta industria genera para la región. ¿Podrá vencerse esta nueva valla impuesta por el gobierno nacional?

 

MÁS NOTICIAS
Feria gastronómica: Street Food llega a San Lorenzo

Feria gastronómica: Street Food llega a San Lorenzo

La tradicional feria gastronómica de calle Oroño en Rosario comienza con un evento itinerante y llega a San Lorenzo

Alcaraz “Nos sorprende la medida del gobierno y prevemos una caída de exportaciones”

Alcaraz “Nos sorprende la medida del gobierno y prevemos una caída de exportaciones”

El responsable de comunicación de la Cámara de Industria del Aceite (CIARA), Andrés Alcaraz, fue contundente con la medida adoptada por el ejecutivo nacional

La agroindustria local quedó en el centro de las reformas de económicas macristas

La agroindustria local quedó en el centro de las reformas de económicas macristas

Se vuelve atrás con el recorte de las retenciones en aceites y harina de soja. La Nación argumenta que el empresariado y el campo se beneficiaron con la devaluación