Gremio de la región vuelve a movilizarse a las cerealeras para reclamar aumento de salarios


El Sindicato de Vigiladores de San Lorenzo (Sutravip) resolvió movilizarse y concentrarse en los portones de las agroexportadoras de la región a modo de protesta para que los empleadores “se dignen” a negociar la escala salarial del COPA 2018 (Convenio Oleaginoso Portuarios Agroexportador) y el Ministerio de Trabajo de la Nación convoque a las partes para dicho objetivo.

La semana pasada, este gremio desarrolló una actividad similar, pero desde entonces no hubo respuesta alguna a sus peticiones. Por eso, la última asamblea de trabajadores resolvió repetir la medida, que consiste en concentrarse en las puertas de una fábrica por espacio de varios minutos, y luego hacer lo mismo en otras.

En lo que va del año, no hubo avances en la negociación de este particular convenio salarial, aplicable solo en jurisdicción del complejo sojero local, y que incluye a cualquier trabajador que preste servicios sin diferenciar su rubro y/o afiliación sindical. Tuvo su mayor esplendor durante los primeros tiempos del kirchnerismo, pero tras la asunción de Mauricio Macri fue perdiendo efectividad.

“El convenio COPA implica un ingreso de 7 mil pesos más para cada trabajador, y para eso, exigimos una mesa de negociación con la cámara que concentra  a estos empresarios. Somos casi mil trabajadores de vigilancia privada en la región y el acuerdo debería haberse cerrado en abril pasado”, expresaron desde el gremio.

El nuevo salario mínimo exigido es de 31.500 pesos.

 

10