Gremio del COPA recorrió varias cerealeras para reclamar un aumento de sueldos

Se trata del Sindicato de Vigiladores. Hasta ahora, las negociaciones no avanzan. El año pasado, el empresariado dejó “por hecho” que sería el último de estos convenios salariales

Un grupo de referentes sindicales se concentraron ayer en la puertas de Cargill, en Puerto San Martín.

Se llegó casi a mitad de año y no hay novedades en torno al resultado de las negociaciones salariales contenidas dentro del COPA (Complejo Oleaginoso Portuario Agroexportador), que otrora tuvo significante importancia en el mundo laboral del complejo sojero local e incluyó a varios gremios que compartían (y comparten) actividad a la par de los aceiteros, y que por ende, exigieron un salario similar.

Sin embargo, en los últimos dos o tres años, la fuerza de dicho convenio, único por sus características en todo el país y creado e impulsado desde la CGT San Lorenzo que presidía, en ese entonces, Edgardo Quiroga, fue perdiendo peso específico.

En 2017 se firmó el acuerdo luego de varios rodeos y cabildeos, dejando “por hecho” que sería el último año en que se suscribía. Al menos, esa era la intención del empresariado.

Hasta ahora, las negociaciones para pautar una escala salarial nueva no han prosperado. Y tampoco parece haber demasiado entusiasmo o intención de parte de los mayores interesados en ese acuerdo: los gremios.

En medio de este escenario, el Sindicato de Vigiladores de San Lorenzo recorrió, ayer, varias terminales portuarias llevando consigo un nutrido grupo de afiliados que se concentraron en la puerta de cada ceralera reclamando la apertura de una mesa de diálogo con la cámara empresaria para discutir tal escala de salarios.

“El convenio COPA implica un ingreso de 7 mil pesos más para cada trabajador, y para eso, exigimos una mesa de negociación con la cámara que concentra  a estos empresarios. Somos casi mil trabajadores de vigilancia privada en la región y el acuerdo debería haberse cerrado en abril pasado”, expresaron desde el gremio.

Las intenciones de este sindicato, y de los otros pocos que aún se mantienen dentro de este convenio, chocan, tal lo mencionado, con las de los empresarios, que prefieren que cada sindicato discuta con su cámara según en rubro que indique el convenio colectivo, ergo, si se trata de los vigiladores, que lo haga con la cámara de empresas de vigilancia y se abone un salario según lo marque la ley sin importar el lugar de trabajo. Esto no sucedía con el COPA, pues cualquier empleado que prestare servicios dentro y/o para el complejo sojero, sea de manera directa o indirecta, y cualquiera fuese su convenio laboral, recibía una paga por igual, similar al salario de un aceitero.

Por ahora, este gremio no aventuró paros o piquetes, aunque sí requiere una urgente intervención del Ministerio de Trabajo.

 

 

MÁS NOTICIAS
Cae una banda de secuestradores virtuales con base en San Lorenzo, Puerto San Martín y Luis Palacios

Cae una banda de secuestradores virtuales con base en San Lorenzo, Puerto San Martín y Luis Palacios

En la tarde de hoy un grupo de fuerzas espaciales de la ciudad de San Lorenzo realizó allanamientos en ambas ciudades logrando desbaratar parte de la banda.

Capitán Bermúdez: Brutal balacera contra el frente de un boliche, en su interior había cientos de jóvenes

Capitán Bermúdez: Brutal balacera contra el frente de un boliche, en su interior había cientos de jóvenes

El atentado ocurrió en la madrugada de hoy y fue protagonizado por dos jóvenes a bordo de una motocicleta. Trabajan en el esclarecimiento del hecho fuerzas de investigación y de la policía local.

El desplome de la cotización de soja en Chicago, ayudaría a evitar parar fábricas en el Cordón Industrial

El desplome de la cotización de soja en Chicago, ayudaría a evitar parar fábricas en el Cordón Industrial

Las grandes aceiteras radicadas en la zona podrían aprovechar la baja del precio de la soja en EEUU para importar, y evitar tener los complejos parados por falta de mercadería.