Santa Fe es cada vez más sojadependiente para colocar sus productos en el mundo


El clúster agroindustrial radicado en esta región (y también al sur de Rosario) generó el 83% de las exportaciones de la provincia de Santa Fe, según un estudio del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec) tras analizar las ventas globales del primer trimestre del año.

En este rubro se incluyen la harina y el aceite de soja, dos productos centrales en la balanza exportadora, aunque hay también un claro crecimiento de los embarques de carne bovina y leche en polvo.

En los primeros tres meses de 2018, las exportaciones santafesinas alcanzaron los U$S 3.044,8 millones de dólares, una cifra que representa un leve incremento en divisas (0,8%) en comparación con el mismo período del año pasado. En volumen, en cambio, se registró una disminución del 5,9% que fue compensada por el aumento del precio en dólares (creció 7%).

El principal rubro exportador son las manufacturas de origen agropecuario que generaron U$S 2.241,7 millones, es decir, más del 80% de ese total.

“Este monto significó una caída de 6,8% respecto del mismo período del año anterior, en términos de valores exportados; en toneladas, la baja fue del 15,6%, mientras que los precios se incrementaron 10,5%”, precisa el estudio del Ipec.

Entre estas exportaciones, la harina de soja es el primer producto exportado y el aceite, el segundo.

“Ambos mantienen la tendencia negativa observada desde principios de año y acumulan una caída del 7,9% y del 16,0%, respectivamente, en relación al mismo período del año anterior”, advierten en el informe.

Para completar, los envíos de carne bovina -deshuesada y congelada- y de leche entera en polvo se duplicaron en el período analizado, una tendencia que se relaciona -en el caso de los cortes bovinos- con la progresiva recuperación de la cadena ganadera, que tiene mucho potencial para seguir creciendo cuando se termine de recuperar el stock de hacienda.

Fuente: Clarin

10