Un escupitajo desató una gresca descomunal que suspendió el partido entre Timbúes y Saladillo


Jugador agredido. Foto: basquetrosario

Faltaban seis minutos para que termine el partido definitorio de playoff entre Timbúes y Saladillo cuando una simpatizante rosarina escupió al jugador de los indios Mauricio Castillo y, a partir de allí, se desató una batalla que culminó con la suspensión del partido.

Timbúes perdía 75 a 65 cuando Castillo fue a realizar un lateral y recibió el escupitajo. El árbitro expulsó a la agresora y, en ese momento, uno de los delegados de Saladillo provocó a la hinchada de los indios con el gesto de fuck you. Eso fue el detonante para que comience una gresca que obligó a los árbitros a suspender el juego e irse rápidamente del estadio.

Ambos elencos estaban disputando el tercer y definitivo encuentro por los playoffs para clasificar al cuadrangular final por el ascenso a la A2. En el primer juego Timbúes había ganado por 89 a 87, mientras que el segundo se había impuesto Saladillo por 97 a 84. Ahora el Tribunal de Disciplina de la Asociación Rosarina deberá tomar una resolución.

 

10