Amsafe apoya a maestra acusada de maltratos y sostiene su versión sobre la “inconducta” de esos chicos


Luego de la denuncia realizada por un grupo de padres hacia una docente de la escuela Nº 6381, Juan Álvarez, en  Capitán Bermúdez, por maltrato y golpes a varios alumnos, desde AMSAFE San Lorenzo no dudaron en avalar y apoyar a la maestra acusada, mientras que desde el Ministerio de Educación resolvieron separarla de su cargo.

Ricardo Fernández, secretario general del gremio de los docentes públicos, declaró en SL24 que la maestra denunciada “nunca golpeó a los chicos, sino que intentó separarlos cuando se estaban agrediendo entre ellos”, y a la vez, ratificó su apoyo “hasta tanto no se compruebe el abuso”.

En ese sentido, dijo que la afiliada “tiene el apoyo y asesoramiento del abogado del sindicato, Martín Jager”.

Pero lo más llamó la atención fue la firmeza con la declaró al momento de referirse a los alumnos. “Esos chicos tienen problemas de conducta”.

Por su parte, el Ministerio de Educación de la Provincia ya tomó declaraciones del episodio a directivos del establecimiento, como así también a los alumnos, a sus padres y a la maestra involucrada en la denuncia, tarea que desplegó la supervisora Teresa Polo.

SL24 también dialogó con Daiana Gallo Ambrosis, delegada del Ministerio de Educación, región VI (Rosario), quien confirmó la separación del cargo de la maestra en cuestión y el inicio de un sumario “para delimitar cuales fueron las responsabilidades que tuvo (la acusada)  con los hechos denunciados por padres y alumnos”.

“Se empezó a recabar los testimonios de los presentes en el momento de lo sucedido para poder dilucidar lo que realmente pasó, luego la junta de disciplina hará su valoración para que finalmente sea el secretario de Educación quien imponga la sanción que corresponda, en caso de comprobarse la violencia”, agregó.

Si se constata que el abuso realmente sucedió, la ley contempla un apercibimiento, una suspensión, una cesantía por 5 años fuera del sistema o una exoneración definitiva.

“Este proceso lleva meses, y durante ese tiempo la acusada estará fuera de la escuela. Hasta que no se determine que pueda regresar, es decir que se verifique que es inocente, no va a poder estar frente a ningún curso”, detalló Gallo Ambrosis.

10