Cayó otro inocente y dio sus ahorros engañado por un secuestro virtual

Fue en Totoras y argumentaron de tener en su poder a un hijo. Para “salvarlo” entregó un bolso, lleno de dinero, a la medianoche

La mujer de 67 años fue víctima de un nuevo engaño perpetrado por quienes amenazan tener un familiar secuestrado, ergo, otro caso de secuestro virtual.

Se trata de una vecina de Totoras, que recibió, en plena madrugada de ayer, un llamado telefónica alertándola que su hijo había sido secuestrado y para liberarlo debía pagar una importante suma de dinero. Detrás de la voz del falso secuestrador, se escuchaba sollozos y gritos de quien decía ser su hijo.

Lejos de sospechar de un engaño, la mujer siguió al pie de la letra las indicaciones de los malvivientes,  dejó en una bolsa una importante suma de dinero -que aún no fue precisada- en la calle, que luego fue retirada, sin volver a tomar contacto con los malhechores.

En una tensa espera, la mujer resolvió radicar la denuncia de la comisaría local. Personal policial se hizo presente en la casa del supuesto hombre que estaba secuestrado y constató que todo había sido un engaño, ya que estaba durmiendo.

Se recomienda estar atentos ante este tipo de engaños que, de ser así, debe cortarse el contacto telefónico y contactarse con la policía.

 

MÁS NOTICIAS
San Lorenzo: Dos conocidos delincuentes se trenzaron con cuchillos, uno de ellos murió

San Lorenzo: Dos conocidos delincuentes se trenzaron con cuchillos, uno de ellos murió

En la madrugada de hoy un joven de 30 años pedió la vida luego de ser apuñalado en el pecho, la víctima y el victimario cuentan con frondosos antecedentes judiciales.

Pampa Energía cierra su planta de Etileno en San Lorenzo

Pampa Energía cierra su planta de Etileno en San Lorenzo

La compañía de capitales argentinos emitió un comunicado oficial en la mañana de hoy exponiendo los motivos de la dura decisión.

Fray Luis Beltrán: Desmantelaban un auto robado en el patio de una casa

Fray Luis Beltrán: Desmantelaban un auto robado en el patio de una casa

Cuatro jóvenes, tres hombres y una mujer fueron sorprendidos por la policía mientras desarmaban un Chevrolet Corsa en un patio trasero usurpado