Desde este fin de semana, y por pedido de la Justicia, los boliches bailables cerrarán a las 4 AM


Tras un pedido explícito emanado desde la Justicia de San Lorenzo, la Municipalidad de Capitán Bermúdez resolvió que a partir de ahora, las discos cierren a las 4 de la madrugada, unas tres horas antes de lo que se venía haciendo.

Esto responde a lo sucedido el pasado fin de semana cuando, a metros de la puerta de un boliche se produjo una nueva balacera que arrojó, como resultado, a tres heridos, uno de consideración que con el paso de las horas logró recuperarse y salir de terapia intensiva y de cualquier peligro.

Sin dar demasiadas explicaciones, el intendente Daniel Cinalli estampó su firma en un decreto para no perder más tiempo. En la semana, se especuló con remitir un proyecto al Concejo Municipal.

Esta ciudad posee antecedentes delictivos mayúsculos provocados dentro y fuera de los boliches. El más recordado y tremendo fue el que acabó con la vida de Any Rivero mientras realizaba tareas de promoción en la puerta d euna disco céntrica.

El último fue el mencionado, a metros del boliche Cheeka, el pasado 1º de  julio, donde producto del brutal ataque un joven de 18 años, oriundo de Rosario, y 2 menores, residentes en esta localidad, resultaron heridos de arma de fuego.

Una semana antes, un hecho de características similares ocurrió en otro local nocturno, sito en el otro extremo de Capitán Bermúdez.

Más allá de fijar un tope al horario de cierre, que pasó de estar indefinido a concluir con las actividades a las 4 AM, el gobierno de Cinalli deberá prestar severa atención para regular la vida nocturna en su ciudad donde junto a la violencia convive una cantidad inusual de menores de edad que comparten boliches en los que solo está permitido el ingreso de mayores.

10