Escándalo provincial: Los salarios de funcionarios de la EPE que, algunos, trepan a $430.000 por mes

Cinco directores, ocho gerentes y once jefes de la estatal Empresa Provincial de la Energía cobran sueldos más altos que el gobernador y casi iguales a los de los ministros de la Corte.

Cinco directores, ocho gerentes y once jefes de la estatal Empresa Provincial de la Energía cobran sueldos más altos que el gobernador y casi iguales a los de los ministros de la Corte. En total son más de 80 los directivos de esa empresa que superan en salario al mandatario provincial. La quita de subsidios y la necesidad de una discusión que transparente los números que hoy no son públicos.

¿Está bien que los cinco directores de la estatal Empresa Provincial de la Energía ganen 400.000 pesos por mes?

Lo primero que no está bien es que ese dato sea motivo de polémica al no estar disponible públicamente como debiera. Por eso circula como si fuera un “secreto de Estado” una planilla con los valores salariales totales de los cinco directores y los ocho gerentes que tiene la Epe, con sumas que superan o se acercan demasiado a las que ganan los mismísimos ministros de la Corte, que fueron siempre la referencia más alta en materia de sueldos públicos en Santa Fe.

Si bien vendrán las aclaraciones que dirán que de bolsillo no cobran esos importes, hay un hecho que es seguro: al menos 80 directivos de la Epe ganan más que el gobernador, que este mes recibió de bolsillo $137 mil, o la intendenta, que llegó a los $94 mil, o un ministro provincial, que registró en su cuenta unos $74.158.

¿Afecta mucho esto a los usuarios que se quejan del costo del servicio? Probablemente no. Este grupo de los 13 de la Epe insume por mes 8,5 millones de pesos, una insignificancia en el presupuesto de $25 mil millones que tiene asignado la empresa estatal santafesina, que de paso destina sólo el 20% al pago de sueldos a su personal, que actualmente suma unos 3800 empleados.

Pero ni habría que hacer una encuesta para saber qué piensan los santafesinos acerca de esos montos salariales.

Porque también se trata de gestos de un gobierno que pretende hacer de la transparencia una virtud. Sería solidario que los directores tuvieran un tope salarial, que pueden ponérselo, ya que están -al igual que los gerentes- fuera de convenio.

En un nivel inferior, los empleados arrancan con un sueldo básico inicial que se acerca a los $20 mil y alcanzan un salario promedio de entre $30 y $35 mil, al que muchos incrementan con horas extras y beneficios varios de convenio.

¿Qué saben los directores?

El presidente del directorio de la empresa, Maximiliano Neri, de estrecha relación con el gobernador Miguel Lifschitz (fue antes subsecretario de Energía de este gobierno), reemplazó hace unos meses con un estilo más político a Raúl Stival, de perfil más técnico. Y tuvo un primer gesto interesante: eliminó un plus que cobraban anualmente sus pares los directores, y que respondía a un concepto similar al del presentismo.

Ahora le faltaría ponerle un tope a su propio salario, acorde a lo que gana el resto de los funcionarios públicos, incluido el gobernador que lo designó en el cargo.

Aunque el vicepresidente del directorio, Fabián Bastía, en junio no habría podido cobrar ese ítem (ahora eliminado) por no faltar nunca al trabajo. Es el funcionario santafesino al que se lo vio comentando el Mundial de Rusia para la televisión porteña. Completan el directorio de la Epe tres directores vocales: uno por el gobierno (Mauricio Weibel), otro por los trabajadores (Daniel Antonio Rossi) y un tercero por el sector cooperativo (Rodolfo Nobile).

De paso, el famoso reparto territorial quedó desbalanceado: sólo el presidente es del sur de la provincia, mientras que los otros cuatro pertenecen al norte santafesino. No sería grave si no fuera que, aseguran, en el reparto de obras hay una tendencia que favorece al centro-norte santafesino. Pero esa es otra discusión.

Más relevante sería también revisar los conocimientos que cada uno de los cinco directores tiene en la materia e, incluso, su relación familiar con otros funcionarios del gobierno.

Lo que emergió ahora a la superficie son los salarios, no sólo de los directores y gerentes (general, de explotación, de infraestructura, comercial, de recursos humanos, de administración, de asuntos juridicos y de desarrollo tecnológico); sino también de los jefes de las once sucursales que tiene la Epe, quienes también registran ingresos mensuales que se acercan a los 300 mil pesos. De todos, el jefe de la sucursal Santa Fe Norte (hay también un jefe de Santa Fe sur) supera a sus pares y se alza con $404 mil. Las otras sucursales son: Centro, Oeste, Rafaela, Reconquista, Rosario Centro, Rosario Norte, Rosario Oeste, San Lorenzo y Villa Constitución.

Ahora un mes equivale a un año

¿Es este el problema principal de la Epe? Definitivamente no. Pero ayudaría revisarlo para poder discutir con autoridad el resto de las cuestiones que hacen que esta provincia, según el presidente Mauricio Macri, tenga la tarifa más cara del país, o, según el gobernador, se ubique en el séptimo lugar de ese ránking. Parece que los números hace tiempo que dejaron de ser datos concretos y pasaron a ser motivo de interpretaciones.

¿Por qué la Epe tiene tarifas altas que van a seguir subiendo? Desde la provincia se atribuye este problema al cambio de política económica. La gestión nacional dejó de sostener el precio del kilovatio, afirman, mientras que desde el sector gremial aportan un dato significativo: por la quita de los subsidios, con lo que antes se compraba un año de energía, ahora se compra un mes.

La opinión de los usuarios es que siempre el servicio fue caro, mucho más que en Capital Federal, por ejemplo. Y eso no es de ahora ni de hace 12 años.

Con argumentos más técnicos, se afirma que la distribución por el extenso territorio santafesino encarece todo.

Tal vez sea este, el de los valores de la energía y su distribución, el debate que más importe, por lo que no habría que sumarle el ruido de tener que justificar sueldos más altos que el del gobernador.

Vienen por la EPE

Tampoco habría que ser ingenuo con la aparición de estas cifras. La EPE parece haber quedado en medio de una guerra entre el gobierno provincial y el intendente de Santa Fe José Corral. El campo de batalla por ahora se reducía sólo a la ciudad capital.

Estas fueron las pequeñas batallas:

1-Le adjudican al intendente radical haberle cortado la luz a una plaza donde el gobernador se disponía a realizar un acto de inauguración de obra.

2-El mismo intendente niega primero y finalmente autoriza, tras horas de demora, un recital de Los Palmeras con el marco del Puente Colgante, organizado por el Gobierno de Santa Fe.

3-Después vino la adhesión de la ciudad de Santa Fe a una medida del presidente Macri que eliminó de las boletas de la energía el pago del alumbrado público.

4-Por esos días, la provincia descubre conexiones clandestinas enganchadas que pertenecen al municipio.

5-Como reacción, el intendente Corral denuncia que hay dependencias policiales en similares condiciones.

6-La provincia contraataca revelando que otros tres lugares (esta vez más importantes y emblemáticos) de la ciudad están también enganchados a la energía.

En ese marco, la discusión de los números de la empresa no pasará de largo. Podría ser una buena tarea para la comisión que prometió revisar números y procesos anunciada por el gobernador en su discurso del 1° de Mayo en la Legislatura.

En definitiva, una buena oportunidad para explicar, transparentar y corregir lo que ya no es compatible con estos tiempos de aumentos y ajuste. Con una única recomendación: que los chispazos de esta pelea no sigan cayendo sobre las facturas.

MÁS NOTICIAS
Murió la mujer que fue atropellada por un tren y que andaba por las vías con auriculares puestos

Murió la mujer que fue atropellada por un tren y que andaba por las vías con auriculares puestos

Caminaba escuchando música a alto volumen y no se percató que venía el convoy. Fue internada y operaba en el Clemente Álvarez, en Rosario. Falleció esta tarde

De terror: encontraron a un cienpiés venenoso dentro de la habitación de una niña

De terror: encontraron a un cienpiés venenoso dentro de la habitación de una niña

Vecinos de calle Tucumán de Maciel encontraron un escolopendras (ciempiés) con un par de colmillos venenosos. En este caso, la alerta fue mayor ya que la especie fue hallada en la habitación de una pequeña.

Violencia escolar: Dos jóvenes se enfrentaron a golpes mientras son filmadas por compañeros

Violencia escolar: Dos jóvenes se enfrentaron a golpes mientras son filmadas por compañeros

El hecho ocurrió en la localidad de Monje, las protagonistas dos menores que concurren al colegio secundario del pueblo