“Me tiraron un tiro; me muero”: el pedido de auxilio de la policía baleada tras ser atacada por motochorros


La joven de 25 años había terminado su turno de trabajo y estaba esperando el colectivo para volver cuando fue interceptada por motochorros, que al darse cuenta de que era una oficial le robaron el arma y le dispararon al cuerpo: la bala entró entre la clavícula izquierda y la tráquea y le cercenó la carótida.

Anoche, las autoridades del hospital de Palomar en el que había sido ingresada confirmaron que padecía muerte cerebral. Tras la noticia, sus familiares decidieron donar sus órganos. La investigación sobre su homicidio está a cargo de personal de la comisaría Ituzaingó 2ª, de la localidad de Villa Ariza

10