Qué acordaron Guerrero y Smata para levantar el paro en la industria sanlorencina


La empresa sanlorncina Guerrero, fabricante de motos con idéntica marca, y el Sindicato de Metalmecánicos (Smata) acordaron un principio de entendimiento, este mediodía, en sede del Ministerio de Trabajo de la Provincia, y con ello, alejaron cualquier tipo de medidas de fuerzas.

El pasado viernes, dos operarios fueron cesanteados y ayer, lunes, los empresarios decidieron no abrir las puertas de la planta industrial para “evitar” un conflicto con el gremio, de acuerdo a lo indicado por sus dueños. Incluso fueron más allá y señalaron a los dirigentes sindicales por haberlos amenazado. “Si abríamos nos habían dicho que iban a prender fuego todos los autos que estuvieron dentro de la fábrica”, admitieron.

Sin embargo, hoy se selló una solución: uno de los despedidos aceptó cobrar su indemnización y otros, ser reubicado. Uno era chofer y otro vendedor del show room.

Junto a ello, los empresarios se comprometieron a entregar al gremio un plan de reestructuración ante la crisis que atraviesa la firma por una fuerte caída de la producción, consecuencia de la merma en las ventas. Según se indicó, en los últimos meses pasó de vender un promedio de 3.000 unidades, a menos d ela mitad: 1.400.

Sobre las denuncias cruzadas que empresarios y sindicalistas expusieron públicamente, nada se habló y, en principio, quedaron de lado.

 

10